Alberto Pérez recibió el Premio a la Trayectoria

En la apertura de la Feria Gastronómica del Bariloche a La Carta, hubo lugar para la entrega del Primer Premio a la Trayectoria otorgada por la dirigencia de la AEHGB.

En esta oportunidad fue entregado a quien ha promocionado el producto gastronómico a lo largo de décadas de trabajo, Alberto Pérez, quien junto a su familia recibió el reconocimiento.

Con el correr de los años, El Boliche de Alberto se transformó en uno de los espacios gastronómicos más relevantes de la ciudad.

Los cortes de carne argentina y la forma de preparación trascendieron todas las fronteras, no sólo la de Chile -ya que los visitantes trasandinos son fanáticos de su comida- sino también otras que están más lejos.

¿Cuál es el secreto del éxito? Alberto lo atribuye a su pasión por el trabajo. “Hay que trabajar, trabajar y trabajar”. Pero hay más que eso.

Su restaurante tiene algunas características únicas. El propio empresario gastronómico se encarga de cotejar las partidas de carne -procedente de La Pampa- que llegan a su restaurante. “No tiene que estar muy roja, sino más bien rosada y ello habla de las características del animal”, señala.

Pero esa elección no es todo. Es la única parrilla -o al menos la original- en la que el parrillero es el encargado de levantar el pedido. Ello permite al asador conocer sin intermediarios el pedido del cliente. Del resto del servicio, se encarga el mozo.

Alberto llegó a Bariloche a probar suerte con su emprendimiento gastronómico, aconsejado por su tío, quien era un conocido parrillero de la city porteña.

Su primera ubicación fue en Dina Huapi y buscó captar como cliente a los camioneros que se detenían en ese lugar.