miércoles 22 de mayo de 2024    | Cielo claro 1.9ºc | Bariloche, Rio Negro

Para visitar

La casita de té que llena de encanto a la avenida Bustillo

Origen Enya ofrece un ambienta cálido para disfrutar un rico té con vistas al lago Nahuel Huapi.
jueves 21 de septiembre de 2023
La casita de té que llena de encanto a la avenida Bustillo
La casa de té abre todos los días de 15 a 21 horas. Fotos: gentileza.
La casa de té abre todos los días de 15 a 21 horas. Fotos: gentileza.

Origen Enya pasó de ser una casa abandonada a convertirse en un salón de té que enamora a quienes lo conocen. Su ambientación, la arquitectura típica de la época de Bustillo y una pastelería de primer nivel, hacen que este lugar, sea digno de conocer.

Inauguró en enero, pero el proyecto empezó un tiempo antes. Lorena Guzmán, quien está al frente de este emprendimiento, vivió en Bariloche durante algunos años aunque luego la vida la llevó por otros rumbos.

Vivió en Buenos Aires, donde fue docente de nivel primario, y luego en Córdoba, donde empezó a vincularse al mundo del turismo y a los servicios, rubro que finalmente, eligió para su vida.

Junto a su marido, formó una familia compuesta por cuatro hijos y a pesar de que su vida estaba armada en Córdoba, Lorena siempre anheló volver a Bariloche. “Amo esta ciudad. Es mi lugar en el mundo”, dice en diálogo con Económicas Bariloche.

A pesar de que convencer a su familia no fue tarea fácil, en 2020, en plena pandemia, se mudaron a la ciudad de los lagos donde empezaron una nueva vida, aunque vinculados todavía a Córdoba donde tienen un complejo turístico.

“Empecé a extrañar el trabajo que tenía porque vivía al lado del complejo y sentía la necesidad de estar ocupada”, cuenta. En paralelo, su marido también tenía ganas de emprender en la ciudad algo relacionado al turismo.

“Así fue como compramos este lugar que nos encantó”, indicó. El predio, ubicado en el kilómetro 14,200 de la avenida Bustillo, cuenta con costa de lago y una vista maravillosa a los paisajes barilochenses.

El predio además, tenía una casa “no estaba valuada, nos dijeron que si queríamos, la tiremos abajo”, recuerda la mujer, pero ellos vieron un potencial en la construcción, que terminó superando las expectativas.

La vivienda data de 1943, época marcada por la arquitectura de Alejandro Bustillo, quien construyó edificios emblemáticos para Bariloche, como el hotel Llao Llao. Algo de ese estilo, guarda todavía lo que hoy es Origen Enya.

Finalmente, abrieron sus puertas en enero de 2023, con un proyecto familiar en medio de un verano colmado de turistas. “Fue una gran respuesta la que tuvimos por parte de la gente, incluso, los días de lluvia, teníamos lista de espera”, señala Lorena. Por esto, decidieron agrandar el espacio y así poder recibir a más personas.

Ambientada de una forma totalmente cálida, con cómodos sillones, amplios ventanales que dan al lago, un hogar que en los días fríos, lleva más calidez y una vajilla delicada, única, Origen Enya está pensada para disfrutar de una tarde, de una merienda relajada, de horas de charla con seres queridos.

“Nuestro objetivo es que la gente se quede por lo menos, una hora y media o más”, expresa Lorena. La familia quiere, de esta manera, que las personas que van a disfrutar de una merienda o un almuerzo tardío a Origen Enya, vivan la experiencia desde la relajación y la tranquilidad.

Lorena cuenta que a lo largo de estos meses, fueron guardando distintas anécdotas. “Hubo un señor se relajó y se quedó dormido. Otro me dijo que viene a leer libros y muchos que hacen la previa antes de irse al aeropuerto”.

El público es variado entre turistas y residentes. Los visitantes, muchas veces repiten dos o tres veces su asistencia a la casa de té. “Esa es la respuesta de la gente, ha sido tan enriquecedora, que la gente pueda recibir lo que uno está brindando es muy gratificante”, relata.

Para los residentes, hay una atención especial porque el objetivo es que todos puedan conocer este espacio y sus delicias. “Me encanta que vengan barilochenses porque es mostrar lo que somos. Siempre vienen con más gente, quieren mostrar la casa, nos recomiendan. Por eso la atención”, explica.

Origen Enya lleva ese nombre por una fusión que a Lorena le fascina. La palabra origen siempre tuvo un eco especial en ella pero ya estaba registrado como marca, así que le sumó Enya, nombre artístico de una cantante y compositora irlandesa de la que se declara fan y cuya música se puede escuchar siempre en una tarde en la casa de té.

Abren todos los días de 15 a 21 o 22 horas en el verano, dependiendo la demanda del público. “Hasta ahora no cerramos ni un solo día”, destaca. La pastelería de autor, varía de acuerdo a las frutas e ingredientes de estación, también cuentan con opciones saladas y con un té en hebras de renombre, que solo ofrecen dos casas de té de la ciudad.

Origen Enya, con la tetera gigante sobre Bustillo que permite reconocer que a unos metros, hay una casa de té, es un espacio que le suma encanto a la avenida Bustillo, parada obligada para quienes quieran degustar de exquisita gastronomía en un entorno cálido y familiar. (Económicas Bariloche)

Más noticias
Últimas noticias