jueves 30 de mayo de 2024    | Nubes dispersas -2.1ºc | Bariloche, Rio Negro

Los salarios formales cayeron un 19% desde noviembre

Los datos surgen del Ripte de febrero, que toman los salarios registrados con más de 13 meses de continuidad. La caída del poder adquisitivo condiciona la recuperación de la economía, dependiente del mercado interno
jueves 11 de abril de 2024
Los salarios formales cayeron un 19% desde noviembre

Entre noviembre y febrero, la pérdida de poder adquisitivo fue de 19,2%Entre noviembre y febrero, la pérdida de poder adquisitivo fue de 19,2%

El salario Ripte siguió cayendo con fuerza en febrero, con una baja real del 1,5% mensual que se acrecienta hasta un 19% de caída real si se lo compara contra noviembre del año pasado, en la previa a la devaluación que hizo saltar 118% al dólar oficial e impactó de lleno en la inflación y los ingresos fijos. Cuatro meses después, el poder adquisitivo no da señales de recuperarse, lo que condiciona a gran parte de la actividad económica local, que depende en gran medida del mercado interno. Los primeros datos de marzo indican que el consumo siguió deteriorándose y los indicadores productivos también mostraron un mayor deterioro.

A los valores del salario Ripte de febrero los publicó la Secretaria de Trabajo. En concreto, este indicador que da cuenta de la dinámica de los ingresos de los trabajadores que se encuentran bajo relación de dependencia de manera continúa por más de 13 meses, registró un salario promedio de $619.007. En términos reales, se trató de una caída del 1,5% contra el mes anterior y del 24,7% contra febrero de 2023, aunque gran parte de esa baja se concentra en los últimos meses: entre noviembre y febrero, la pérdida de poder adquisitivo es de 19,2%.

Según el economista de Empiria, Federico González Ruoco, el salario del Ripte "quedó solo 4% por encima del peor nivel de la salida de la convertibilidad, que fue a principios de 2003".

Por su parte, el jefe de Research del Romano Group, Salvador Vitelli, subrayó que "hay un dato no menor" que el Ripte no toma en consideración. "Solo recoje los conceptos remunerativos. Varias paritarias incluyeron un fuerte porcentaje como no remunerativo al comienzo (para que sea de bolsillo), por lo que acentúa el desfasaje entre lo real y lo que marca el número. Deberíamos ver un recupero en términos reales en los próximos meses", explicó.

Con este nuevo dato de febrero, se consolidó la fuerte caída del poder adquisitivo que ya se había exhibido en diciembre y enero. Un reciente estudio del Instituto de Estadística de los Trabajadores de la UMET señaló que el salario real cayó 19% interanual durante enero, lo que puso al inicio de 2024 como la cuarta mayor caída interanual de las últimas nueve décadas en Argentina, solo por detrás de 1976 (baja de 37,1%), 1969 (23%) y 1989 (21%). "La contracción que hasta ahora se viene registrando en 2024 viene siendo de una magnitud muy similar a la del año 2002 (18,9%)", detallaron los analistas.

El mercado interno es uno de los pilares de la actividad económica local, por lo que la depreciación de los salarios condiciona fuertemente el repunte de la economía. En este sentido, los primeros datos que se conocen en lo referido al consumo local no son auspiciosos.

Las ventas minoristas pymes volvieron a caer en marzo, según CAME. Bajaron 12,6% anual frente al mismo mes de 2023 y acumulan una contracción de 22,1% en el primer trimestre del año. En la comparación mensual, disminuyeron 3,2%.

Además, el IVA DGI cayó 9,2% mensual desestacionalizado luego de expandirse 8,1% en febrero, según datos de PPI. "De esta forma, la mejora de febrero fue prácticamente borrada, acumulándose una caída de 15,8% desde que asumió Milei", explicaron.

Temas de esta nota
Más noticias
Últimas noticias