Vecino de Villa Mascardi denunció un nuevo ataque con piedras

Un vecino de Villa Mascardi denunció que fue agredido con piedras cuando realizaba tareas de mantenimiento en su propiedad, lindera a uno de los lotes que ocupa la comunidad autodenominada mapuche Lafken Winkul Mapu, a 35 kilómetros de Bariloche.
El denunciante es Diego Frutos, presidente de la Junta Vecinal de Villa Mascardi, quien sospecha que los atacantes son dos hermanos que forman parte de ese grupo de encapuchados.
Además, en su presentación, aseguró que los mapuches derribaron árboles añejos, algunos de los cuales cayeron sobre el cerco perimetral de su propiedad.
Los cruces entre Frutos y los mapuches son moneda corriente. El último episodio violento ocurrió en noviembre pasado cuando el vecino fue agredido brutalmente por varios integrantes del grupo mapuche, en el marco de un corte de ruta por el tercer aniversario del asesinato de Rafael Nahuel, un joven integrante de esa agrupación.
Luego de ese hecho, tres integrantes del grupo fueron denunciados y sometidos a una audiencia de formulación de cargos, aunque la causa todavía se encuentra en plena etapa de investigación.
En agosto del año pasado Frutos denunció públicamente a los mapuches por atacarlo con piedras cuando circulaba frente a la toma, ocasión en la que tuvo que refugiarse en una estación de servicios de las inmediaciones.
Luego de ello el vecino realizó varios documentos audiovisuales para exhibir lo daños que provocó la comunidad mapuche, no sólo en las construcciones públicas y privadas de la zona, sino también en los recursos forestales de la zona.
Incluso, en uno de esos registros, mantuvo un fuerte cruce verbal con integrantes de la comunidad quienes lo amenazaron con tomar represalias por la persecución que el vecino ejercía sobre ellos.
La ocupación de la comunidad Lafken Winkul Mapu se mantiene desde noviembre de 2017 cuando un grupo integrado por unas 30 personas ingresó a dos predios de Parques Nacionales, tomando seis hectáreas en total, donde todavía permanecen.
Luego, con el correr de los meses, avanzaron hacia otro predio perteneciente a la misma entidad – donde funcionaría la escuela de guardaparques- uno de Gas del Estado y varias propiedades pertenecientes a privados. (LMN)