Bomberos de Melipal y Campanario se sumaron al incendio de Cuesta del Ternero, que ya consumió más de 10.000 hectáreas

Bomberos de Melipal se sumaron al incendio de Cuesta del Ternero.
Bomberos de Melipal se sumaron al incendio de Cuesta del Ternero.

Una cuadrilla de bomberos voluntarios del barrio Melipal se sumó este martes al combate de las llamas en el incendio forestal de Cuesta del Ternero (El Bolsón), que está descontrolado, ya afecta a más de 10.000 hectáreas y quemó varias propiedades, y se convirtió en el siniestro más grande de los últimos 20 años en la región.

La dotación de Melipal está compuesta por 5 miembros del cuerpo activo, junto a colegas de  Cerro Campanario, viajaron ayer a la tarde rumbo al sur, para sumarse a cientos de brigadistas del SPLIF Río Negro, Parques Nacionales, el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (que aporta medios aéreos) y también otros bomberos voluntarios de Dina Huapi y Pilcaniyeu.

Las llamas obligaron a cortar el tránsito en la ruta nacional 40.
        Las llamas obligaron a cortar el tránsito en la ruta nacional 40.

El fuego inició el domingo a las 13,40 en una superficie de 100 hectáreas en la ruta provincial 6 que va de la ruta nacional 40 hacia El Maitén, y empujado por el viendo avanzó y creció rápidamente hacia el sur, arrasando campos en el faldeo este del cerro Piltriquitrón y dirigiéndose a Chubut.

Ayer también las llamas obligaron a un corte del tránsito en la ruta nacional 40, de Bariloche a El Bolsón, luego rehabilitada.

La gobernadora Arabela Carreras sobrevoló el área donde se desarrolla el fuego y contó que la principal hipótesis que manejan los especialistas sobre el origen del siniestro hace referencia a que un grupo de personas hicieron un asado en el lugar, lo que habría producido el desastre ambiental.

Carreras indicó que “desde el aire se ve muy claramente el lugar donde se inicia el fuego, que es una vivienda particular. En esa zona se está investigando. El procurador de la Provincia y la Policía de Río Negro, quienes tienen una hipótesis cercana” a la negligencia de pobladores.

“Recién estamos buscando todas las pruebas, pero aparentemente sería una situación culposa y no dolosa, por lo que lamentablemente un descuido habría generado este desastre ambiental”, señaló. (Económicas Bariloche)