Berra Bar, un lugar para disfrutar y pasar un buen momento

Un espacio para disfrutar buena música, un ambiente relajado y una propuesta gastronómica imperdible, eso es Berra Bar, el proyecto de tres amigos que inauguró el 24 de abril en pleno centro.

“Es algo que veníamos planificando hace tiempo y ahora pudimos concretar”, relató Emmanuel quien junto a otros dos amigos, le dieron forma a este nuevo espacio que está ubicado en avenida San Martín 529.

Si bien abrieron en plena pandemia, el bar apunta a ser un espacio para disfrutar después del trabajo, al estilo de after office, aunque momentáneamente el horario de apertura es de 12 a 19 y una vez que finalicen las medidas restrictivas, extenderán el cierre.

“Modificamos algunas cuestiones de imagen y refacciones, el proceso nos llevó un par de meses”, explicó el joven. El objetivo era conseguir un lugar en el que la gente pudiera relajarse y vivir un momento de distensión.

En este sentido, Emmanuel sostuvo que “no queremos que sea un espacio en el que vengas a tomar algo y te vayas, sino un lugar que invite a quedarse”. Nicolás, Emmanuel y otro Nicolás comparten además de una amistad, el gusto por la música: “somos del palo del rock nacional e internacional, pero estamos abiertos a otras propuestas”, remarcó.

Así, cada persona que ingresa al lugar, debe completar sus datos personales como parte del protocolo Covid-19, pero también le solicitan que escriba algún tema musical que les gustaría escuchar, “entonces durante la jornada, intentamos pasar los temas que pidieron”.

Como parte de la propuesta gastronómica, “tenemos unas pizzas cuadradas y finitas que están buenísimas, ocho variedades de hamburguesas, entre ellas una opción vegana, papas fritas, wraps de cerdo y veganos, empanadas, nachos con cheddar, entre otras opciones”, comentó el joven.

Las cervezas que se pueden encontrar son de Nonik, Bernabé y de La Cruz, y las clásicas de Patagonia. Para quienes gustan de la cerveza industrial, las infaltables botellitas de Corona son la clave en Berra Bar.

Si bien la reserva no es obligatoria, Emmanuel señaló que facilita el acceso de los clientes y asegura contar con una mesa disponible. “El leimotiv de todo esto es que la gente disfrute, que se relaje y que pase un buen rato”, sintetizó el joven.

El bar abre de martes a domingo de 12 a 19 aunque esperan pronto poder extender el horario. Las novedades las postean en las redes sociales como Facebook e Instagram. (Económicas Bariloche)