miércoles 19 de enero de 2022    | Nubes 10.8ºc | Bariloche, Rio Negro

Pese al robo de valioso equipamiento, Frigorífico Arroyo reabrirá en enero

lunes 26 de diciembre de 2016
Pese al robo de valioso equipamiento, Frigorífico Arroyo reabrirá en enero

La paciencia negociadora de los directivos de Carnes Rionegrinas logró su objetivo, completó la operación de compra y el traspaso de la planta de Frigorífico Arroyo, y pese a la denuncia de robo de valioso equipamiento contra quienes la ocuparon desde agosto de 2015, los nuevos dueños anunciaron que volverá a producir antes del 15 de enero.

"Por fin luego de tantas idas y vueltas nos entregaron la planta, firmamos el contrato de compra definitivo, acordamos con todos los acreedores y el personal, y todos nos ponemos a trabajar para abrir en los primeros días de 2017 ", señaló Mario Barbagelata, directivo de Carnes Rionegrinas, en diálogo con Económicas Bariloche.

En el traspaso, acompañado por la Secretaría de Trabajo de Río Negro y la justicia, quedó constancia de la desaparición de costosos equipos, por lo que denunciaron formalmente a los seis ex empleados de la firma, liderados por el sindicalista de la Carne Manuel Mardones, que hace 16 meses tomaron  la planta, anunciando que la reabrirían como cooperativa pero sin realizar intento concreto alguno en esa dirección.

La principal condición de compra fue la de recibir la planta con el equipamiento necesario para funcionar, por lo que un oficial de Justicia acompañó un minucioso registro el estado patrimonial del emplazamiento.

Entre una inspección oficial realizada anteriormente y la del jueves pasado, cuando Carnes Rionegrinas tomó posesión de la planta, registraron el faltante de una gran cámara modular nueva que Frigorífico Arroyo había comprado para abrir un local en Puerto Madryn, y que estaba afuera del edificio de la planta. Se trata de un equipo que ronda los $ 500.000.

Además se robaron una envasadora de vacío nueva (quedó en el edificio otra más antigua) de valor de unos $ 200.000, y otros elementos de menor costo.

[caption id="attachment_11125" align="aligncenter" width="494"]La toma de la planta, uno de los principales obstáculos para los compradores. La toma de la planta, uno de los principales obstáculos para los compradores.[/caption]

En total, fue un monto equivalente a la diferencia que pretendían de las indemnizaciones acordadas, que lograron en forma irregular, pero enfrentarán un proceso judicial complicado.

“Lo fundamental para volver a poner la planta en marcha está, al igual que los camiones. No trabajan desde mayo de 2015, por lo que hay que hacer un fuerte trabajo de limpieza y mantenimiento en el que estamos todos comprometidos y conseguir repuestos. Antes del 15 de enero vamos a estar en marcha otra vez”, señaló Barbagelata.

La operación terminó de completarse la semana pasada. Los compradores depositaron las indemnizaciones de 34 empleados que fueron desafectados y los seis ocupantes, cuyo acuerdo se formalizó en la Secretaría de Trabajo.

También formalizaron los contratos para los 34 empleados que seguirán en la planta y que en la Delegación de Trabajo expresaron su satisfacción por el resultado, al igual que los representantes de la Asociación de Empleados de Comercio (AEC), sindicato que apoyó el proceso que llevó a la solución del conflicto generado por la familia Arroyo.

Barbagelata indicó que para abrir sólo les falta la rehabilitación del Senasa, destacando que el organismo sanitario nacional "apoyó mucho este proceso y realizará los trámites rápidamente". Para rehabilitar la  planta de Ñirihuau debe viajar un inspector del Senasa desde General Roca, lo que ya estaba definido de antemano.

Los nuevos dueños renegociaron con acreedores una deuda total de 40 millones de pesos y les resta hacer lo propio con el Banco de La Pampa por 8 millones de pesos, que estaba acordada pero se cayó cuando el gobernador Carlos Verna se peleó con su par rionegrino Alberto Weretilneck, y la entidad financiera cambió y exigió el pago total de la acreencia.

El ejecutivo indicó que si no pueden volver al acuerdo alcanzado con el Banco de La Pampa, buscarán canjear la deuda con otro banco, que podría ser el Patagonia, que también demostró intenciones de apoyar la operación.

Es el desenlace de la larga crisis y desmanejo empresario del Frigorífico Arroyo, que en su planta de 8 hectáreas –en un terreno de 18 hectáreas- llegó a faenar 3.000 animales por día y cayó a 400, hasta llegar a las dos últimas jornadas de mayo de 2015 en las que gracias a un permiso especial de Senasa, que les dejó ingresar ganado en pie, trabajaron apenas con 80 animales.

El patrimonio de la firma incluye además un feed lot (predio de engorde a corral) en El Cuy y un criadero de cerdos en Ingeniero Jacobacci, entre otros activos del que fue uno de los principales emplazamientos cárnicos de la Patagonia. (Económicas Bariloche)

Más noticias
Últimas noticias