El Boliche de Alberto inauguró una nueva sucursal en el centro de Neuquén

La tradicional parrilla barilochense inauguró una nueva sucursal en la capital neuquina, a través de su sistema de franquicias.

El creador de la marca, Alberto Pérez, participó de la inauguración junto a su familia y al contador Daniel Medhi, quien mantiene un vínculo estrecho con la firma gastronómica.

El local está en Diagonal 9 de Julio 431 y suma una nueva oferta a la localidad petrolera, además del que está situado en la esquina de Lastra y Gatica.

El restaurante, tal como ocurre en Bariloche, se convirtió en una tradición en la ciudad petrolera. El espacio está ubicado en un salón por el que pasaron otros importantes emprendimientos del mismo rubro.

Flavio Barberis y Carlos “Pol” Chocho, los dueños de la franquicia en Neuquén hicieron una apuesta fuerte para tratar de salir de los duros meses que les tocó vivir por la pandemia del coronavirus.

“No estaba en nuestros planes porque nos costó mucho levantar cabeza después de los difíciles meses pero hacemos una apuesta contundente con los mismos sabores de siempre”, comentó Barberis a LM Neuquén.

El comerciante contó que justamente antes del 2020 con su socio planificaban abrir otra franquicia en el exterior, proyecto que quedó en pausa con la crisis pero que se reformuló con esta posibilidad de expansión en la ciudad.

El Boliche de Alberto nació hace más de 40 años en Bariloche, de la mano de Alberto Pérez y su familia. El fundador, de 83 años, estará este jueves en la inauguración puertas para adentro que harán en el flamante salón.

“Estos largos meses fuimos completamente solos con mi socio, nos apoyamos y recurrimos a lo más íntimo de nuestras fuerzas para poder salir adelante. Y hoy gracias a la garra que le pusimos y corazón sacamos el negocio adelante, aunque nos quedaron cicatrices de por vida”, contó Barberis, quien dijo que el aprendizaje fue que solo pudieron depender de ellos mismos.

Barberis destacó la apuesta del gobierno municipal a la obra pública, especialmente en el sector que están inaugurando una nueva sucursal. “Vimos que el gobierno había apostado a la obra pública y vimos que Neuquén dentro de Argentina, es otro país, donde realmente el estado municipal está trabajando muy bien y en la ciudad se nota el avance”, expresó el comerciante.

“Era una obra pendiente para la ciudad de Neuquén, y dentro de la crisis vimos una posibilidad de recuperar una edificación que es histórica. Allí estuvo Locos por la milanesa, que era de un amigo nuestro y que justamente nos pasó el dato del alquiler. Este local lo abrimos en un lugar emblemático, una diagonal que se hizo gastronómica por las cervecerías”, consideró uno de los dueños de las franquicias locales de “El boliche de Alberto”.

 

El comerciante aseguró que hay un segmento de la población de Neuquén amante de las carnes asadas a la parrilla y aseguró que en esta segunda sucursal contarán con sus tradicionales cortes: ojo de bife, bife de chorizo, asado, vacío, cordero, provoletas y sus montañas de papas fritas.

La parrilla funciona de lunes a viernes de 12 a 15 y de 20 a 0, sábados de 12 a 15 y de 20 a 0.30 y domingos de 12 a 15.30 y de 20 a 0.

“La gente nos elige por nuestra calidad suprema, nuestros precios lógicos y nuestras porciones abundantes. Para una familia es mucho más accesible venir a una parrilla como la nuestra donde puede compartir los cortes de carne, las papas fritas alcanzan para todos y los postres son exquisitos”, concluyó.