Desde Rudolf denuncian amenazas tras una discusión con otro comerciante

Una discusión entre comerciantes terminó en agresiones y amenazas, además de la viralización de videos y denuncias. El hecho ocurrió este miércoles en pleno centro y a luz del día, precisamente, en la vereda de El Garage, lugar en el que Rudolf tiene un food truck.

Según indicaron desde la firma que comenzó a trabajar hace unos 10 meses y se convirtió en un éxito con sus waffles y helados, la discusión se generó cuando un comerciante de la churrería El Topo quiso ingresar materiales de producción por el terreno de El Garage.

Desde Rudolf manifestaron que tiempo atrás, cuando los dueños de El Topo se instalaron en Bariloche, les permitieron ingresar materiales y otros elementos por su comercio, para facilitarles las tareas.

Pero la situación se salió de las manos este miércoles y tras una discusión, según denuncia Diego Ferrari de Rudolf, un joven atacó a uno de los socios de El Garage y le dio una patada en la cabeza por la que tuvo que ser revisado por los médicos.

“Como primer punto queremos repudiar cualquier hecho de violencia ya que en nuestra trayectoria en distintos emprendimientos comerciales, jamás utilizamos esa forma como manera de resolver cualquier diferencia”, indicaron desde la firma.

Tras el episodio, desde El Topo viralizaron una serie de denuncias a través de Twitter, que tuvieron rápidas réplicas y escraches hacia Rudolf, firma local desde la que indicaron que “a partir de la situación que le tocó vivir a nuestro amigo Dante, pusimos a disposición de la Justicia y de la Policía de Río Negro, todo el material probatorio para desmentir las falsas acusaciones y demostrar cómo ocurrieron las cosas”.

“Nuestra empresa es el sustento de 25 familias de la ciudad y producto de la viralización de un tweet, sentimos que el esfuerzo de los últimos 10 meses puede verse afectado. Desde diferentes cuentas y números telefónicos, nos amenazan y somos blanco de innumerables e irreproducibles agravios”, aseguraron y agradecieron a los clientes que los apoyan y confían en los comerciantes locales. (Económicas Bariloche)