Villa Mascardi: más de 100 gendarmes llegaron a Bariloche y tomaron posición en la zona de conflicto

Luego de una jornada violenta, que incluyó un corte de ruta y la agresión a la gobernadora Arabela Carreras, Gendarmería Nacional intensificó su presencia en Villa Mascardi aunque por ahora aseguran que “sólo es preventiva”.

La comunidad mapuche Winkul Lafken Mapu, que desde 2017 mantiene el asentamiento de un predio de seis hectáreas de Parques Nacionales y de otras propiedades privadas linderas, publicó en las redes sociales que “el desalojo es inminente”.

Fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación informaron que la presencia no sólo será de Gendarmería Nacional, sino también de otras fuerzas federales como Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y Policía Federal.
“Por ahora la presencia es sólo preventiva, no tenemos órdenes adicionales” informaron a este medio fuentes de la cartera nacional.

En principio, el incremento de los uniformados responde a los hechos violentos del lunes pasado cuando la agrupación mapuche cortó la ruta en solidaridad con la comunidad lof Gallardo Calfú que fue desalojada del campo que habían tomado en El Foyel, a partir de una resolución de la justicia ordinaria.

“Es parte del plan que venimos anunciando, que incluye más presencia de efectivos federales y la colocación de dispositivos de seguridad en la zona” confirmaron fuentes del organismo.

La intervención responde a la intervención de la Mesa de Resolución de Conflictos, que integra la propia gobernadora rionegrino, vecinos de Villa Mascardi, representantes de las comunidades de pueblos originarios, autoridades del Ministerio de Justicia y el Ministerio de Seguridad de la Nación.

El Presidente de la Nación Alberto Fernández avanzó sobre el tema con la mandataria rionegrina y comprometió el respaldo del gobierno nacional a la resolución pacífica del conflicto.

El refuerzo de Gendarmería Nacional llegó desde General Acha, en La Pampa, y está integrado por unos 100 efectivos preparados para situaciones de conflicto.

Su desplazamiento al sur fue ordenado por el Ministerio de Seguridad, tras el conflicto del lunes, aunque “no fue necesaria su intervención” debido a que el conflicto fue solucionado por los efectivos del Escuadrón 34º  con asiento en Bariloche