Usuarios de transporte urbano reclamaron en distintas partes de la ciudad

El transporte urbano de pasajeros lleva doce días sin funcionar en la ciudad por una medida de fuerza de los trabajadores que no percibieron el 50% de su salario. Este viernes, la situación colmó la paciencia de los usuarios que se volcaron a la calle para reclamar.

Hubo convocatorias en distintos puntos de la ciudad, justamente debido a la imposibilidad de llegar al centro para todos los usuarios.

En el Alto de la ciudad, el reclamo se concentró en la rotonda de Pasaje Gutiérrez y ruta Juan Marcos Herman. En el oeste de la ciudad, se congregaron en el kilómetro 13 de la avenida Bustillo y además también hubo protestas en el Ñireco.

La medida de fuerza de los trabajadores de Mi Bus, firma que explota el servicio en la ciudad, lleva 12 días y no hay novedades de cuándo podría solucionarse. El municipio aduce que hay conflictos con los subsidios y los choferes apuntaron este viernes contra el intendente. “Nos acusa de vagos, nosotros trabajamos por un salario como todos, pero Gustavo Gennuso le echa la culpa a los trabajadores”, indicó César Alonso, referente gremial.

Los reclamos que se realizaron este viernes implicaron cortes en el tránsito pero no totales, por lo que los automovilistas lograban continuar la marcha. Los vecinos aseguraron que la falta de transporte dificulta la vida diaria ya que muchos de ellos deben recurrir a remises o taxis para ir a trabajar y los costos cambian notablemente.

Durante la cuarentena, el conflicto con el transporte se agravó y en los últimos 3 meses hubo numerosas semanas sin el servicio en la ciudad. (Económicas Bariloche)