Secuestraron un auto municipal que estaba mal estacionado

El insólito episodio ocurrió en Villegas y Mitre, en un sector reservado, lugar en el que el empleado municipal dejó el auto. Una inspectora de Tránsito ordenó retirar el vehículo y ahora el chofer deberá pagar la multa y el acarreo.
Una escena pocas veces vista llamó la atención de los transeúntes durante la mañana del jueves (8/4). Ocurrió en pleno centro, en la esquina de Mitre y Villegas, lugar desde el que un vehículo de la Municipalidad de Bariloche fue retirado por una grúa, que presta servicios para el área de Tránsito y Transporte, para luego trasladarlo al playón de la calle Esandi, donde aguardan todos los vehículos secuestrados.
Lejos de quedar en una cuestión interna entre áreas municipales, el caso terminó con una multa que deberá pagar el chofer que tiene a su cargo el vehículo. Ante el Tribunal de Faltas este hombre tendrá que abonar el costo del acarreo, unos 3.800 pesos, y la multa por haber estacionado en una zona reservada.
Es que, según mencionan los carteles allí instalados, un tramo de la esquina de Villegas habilita a un tren que realiza recorridos turísticos a ocupar ese lugar para el ascenso y descenso de pasajeros. Esta mañana al llegar a destino, el conductor del tren se encontró con el vehículo municipal, un Toyota Ethios interno 323, y paró en doble fila ocasionando un importante congestionamiento en pleno centro.
Fuentes del municipio indicaron que el procedimiento de la Inspectora fue el correcto y que se encuentra respaldada por una resolución interna que menciona: “los choferes de vehículos oficiales tienen que ser responsables y seguir las normas”. (Bariloche 2000)