Carreras respaldó al personal policial que detuvo a la mujer que violó el aislamiento

La gobernadora de Río Negro Arabela Carreras respaldó el procedimiento que realizó la Policía de Río Negro el domingo pasado cuando detuvo a la mujer que sacó a pasear al perro a pesar de la restricción.
En una conferencia de prensa, la mandataria respaldó el accionar policial e hizo hincapié en el incumplimiento de la mujer que salió a la calle cuando estaba prohibido.
“Una persona fue llevada por la policia a partir que se constató el inclumplimiento de la norma que indica que no se puede circular por la ciudad”, explicó. “En ese momento el 99 por ciento estaba respetando la norma”.
Señaló que la policía “en uso de sus facultades y en cumplimiento con lo que la autoridad superior indica, procedió como corresponde”.
De todas maneras, admitió que se trató de una situación “desagradable”, tanto por parte “de las fuerzas policiales como de la persona que circulaba”.
“Es importante que escuchemos a la persona que se sintió agraviada por este accionar, pero también a la policía que debe ejercer una función para lo cual no fue formada. Le vamos a pedir a la autoridad que mejor los protocolos para su actuación”, adelantó.
Reconoció que hay “muchas cosas para corregir pero es importante saber que el gobierno de la provincia puede contar con su respaldo. La policía está cumpliento una función que no le es natural como impedir el tránsito de las personas”.
“Los ciudadanos estamos transitando una situación totalmente atípica que nos genera malestares y a veces se traduce en un trato inadecuado”, remarcó.
La protagonista del episodio, Sabrina Coria, reconoció hoy que actuó al desobedecer la normativa vigente, aunque sostuvo que “nadie tiene que bancar semejante violencia institucional como me tocó a mi”.
“Me metieron en un calabozo sin ningún cuidado, sin higiene, y todo el tiempo me maltrataron. Yo esperaba que me lleven a una comisaría y que me digan que tenía que pagar una multa, pero esa no fue la manera porque no es una dictadura” señaló.