Pediatras llevan tranquilidad por la aparición de la bacteria

229

El equipo de pediatría del Sanatorio San Carlos transmitió tranquilidad acerca de la aparición de la bacteria, que incluso generó casos mortales en distintas localidades, y aclaró que se trata de una bacteria que “conocemos hace muchos años”.

La jefa de pediatría del centro médico, Gabriela Arista Farini y el médico Oscar Angarita dijeron que “no hay que alarmarse, porque no se trata de una situación de gravedad. Alcanza con tener en cuenta algunos tips esenciales”.

Se trata del  Streptoccoco Pyogenes, cuya aparición generó que se incremente la cantidad de consultas en los centros asistenciales.
En relación a la bacteria, explicaron que  existen “algunas cepas que son más agresivas”, y que los afectados en Buenos Aires, en especial en la población infantil donde hubo fallecimientos, se trataron de situaciones muy particulares”.

En este punto adjudicaron la complicación de los cuadros a una infección por el virus de la influenza que provocaron una baja en las defensas. “Cuando la bacteria es muy agresiva y virulenta, nosotros estamos preparados para atacarla. En Bariloche hay terapistas e infectólogos muy bien preparados. Pero hay situaciones extremas en los que no se logra vencer a la toxina”.

Señalaron que en Río Negro hubo un niño que fue internado por la infección de una angina de Streptoccoco, pero “no toleraba la medicación vía oral”, pero “según una investigación de la Sociedad Argentina de Pediatría, hay una incidencia de mortalidad por esta bacteria cuando se torna invasiva, de un 7%. O sea, en 100 chicos que tiene la bacteria agresiva y llegan a un cuadro severo, 7 pueden llegar a la muerte. No es una incidencia alta”.

“Siempre vamos a encontrar alguna situación donde esta bacteria, que existe hace más de 50 años pueda haber sido más agresiva y fatal”, continuaron. “Pero la realidad es que la enfermedad no está siendo una epidemia ya se produce en raras ocasiones. La bacteria que provoca la angina normalmente no es invasiva ni agresiva”.

Recordaron que “el cuadro normal es una garganta con placas, acompañado por fiebre y en algunos casos produce escarlatina. Pero se trata fácilmente con un antibiótico común. La mayoría de las veces los chicos se enferman por cuestiones virósicas”.

De todas maneras, recomendaron una visita al médico en caso de la aparición de lesiones en piel o infecciones, varicela, o que estén cursando una gripe, “cuando tengan una baja en sus defensas”.

Mantener el calendario de vacunación completo, buena alimentación y un contínuo control con el médico de cabecera también pueden disminuir la posibilidad de estar dentro del grupo de factor de riesgo.