jueves 18 de agosto de 2022    | Algo de nubes 1.9ºc | Bariloche, Rio Negro

Estaba de vacaciones en Bariloche

Trasladaron a Buenos Aires al niño al que le diagnosticaron un extraño síndrome

miércoles 03 de agosto de 2022
Trasladaron a Buenos Aires al niño al que le diagnosticaron un extraño síndrome
Gentileza Infobae
Gentileza Infobae

Lo que en principio iba a ser un viaje de vacaciones y disfrute junto a su abuela y su tía, en cuestión de horas se transformó en una verdadera pesadilla para el pequeño Mateo, un niño de 7 años - que estuvo internado desde el pasado 27 de julio en el hospital zonal de Bariloche, tras diagnosticarle Síndrome de Guillain-Barré.

Este miércoles el pequeño fue derivado a Buenos Aires en un avión sanitario, de acuerdo a la información que aportó el Hospital Zonal. 

La familia inició una colecta para poder financiar el costo del vuelo sanitario, que finalmente se concretó este miércoles a la tarde. 

“Ayer (por el martes) a última hora me contactó la obra social. Ellos se pusieron en contacto con el hospital después de tres días de solicitar el traslado con urgencia. Me dijeron que ya están haciendo todo lo posible para trasladarlo. Le preguntaron al hospital si ellos podían trasladarlo en una ambulancia súper equipada, pero les dijeron rotundamente que no porque él necesita traslado en avión sanitario y en poco tiempo”, contó hoy Daniela, la madre de Mateo, en diálogo con Infobae.

Con los llantos de su hija -la hermana de Mateo- de fondo, Daniela le contó a ese medio que el pequeño se encuentra “estable, pero con la mitad del cuerpo paralizada”, producto de la compleja enfermedad que padece. “En el hospital zonal de Bariloche no tienen todas las herramientas para tratarlo. Hay que hacerle muchos más estudios profundos y tiene que empezar el tratamiento. Ahí solo tienen la medicación que requiere la enfermedad”, aseguró la mujer.

Tras ingresar al hospital zonal de Bariloche el miércoles pasado, Mateo fue sometido a diversos estudios para determinar la complejidad de su cuadro. “Le hicieron tomografía, resonancia y doble punción de médula. El viernes, con el resultado de la resonancia, le diagnosticaron Síndrome de Guillain-Barré y comenzaron de nuevo con el tratamiento porque ya lo habían dejado de lado”, precisó Daniela.

La confirmación de la enfermedad fue el detonante para que Eric, el padre de Mateo, decida viajar a Bariloche a pesar de que las reservas de hospedaje estaban totalmente agotadas por las vacaciones de invierno. “Ahora está con su papá, que viajó ni bien se dio cuenta que no le daban respuestas. Decían que no era esa enfermedad y le cambiaron. Pero después con la resonancia salió que sí y viajó. También está con su abuela Graciela”, indicó la madre del menor.

Daniela, a la distancia, le envió dinero a su marido para que pueda manejarse en el centro turístico. “Yo no pude viajar porque agotaron todas las reservas que tenían. Mandé dinero para que tengan ahí. Mi marido está allá prácticamente sin abrigo. Caminaba 15 cuadras hasta una piecita que le consiguieron. Pensaba que iba a ser gratis, pero le terminaron cobrando 5 mil pesos”, detalló.

A su vez, abrió una colecta solidaria mediante la cual espera conseguir el dinero necesario para alquilar un avión sanitario que pueda trasladar a Mateo de regreso a Buenos Aires. “Yo no sé cómo hice para llegar hasta donde llegué. Me ayudaron un montón las mamás del colegio para organizar la colecta. Saqué las fuerzas y las ganas de tener a mi hijo acá. Él tiene que tratarse acá y no puede estar lejos mío. Me necesita a mí”, sostuvo Daniela durante su relato.

 Qué es el Síndrome de Guillain-Barré

El síndrome de Guillain-Barré es una enfermedad a partir de la cual las células del sistema inmunitario atacan a un componente del sistema nervioso periférico, la mielina (capa aislante que recubre las neuronas y conduce los impulsos nerviosos), y provoca debilidad muscular y parálisis, según precisa el sitio web del Centro Fleni.

Entre los síntomas más habituales por esta patología aparecen la debilidad muscular, leve pérdida sensitiva, sensación desagradable sin causa aparente y abolición de los reflejos tendinosos. En casos leves, suele ocurrir una recuperación completa en algunas semanas, pero en los más severos pueden persistir secuelas paralíticas y puede necesitarse asistencia mecánica respiratoria.

Sobre el tratamiento, en los casos leves se puede lograr la recuperación por los propios medios del paciente, pero los más severos se puede requerir la intervención con inmunoglobulina intravenosa o plasmaféresis, según explica la citada fuente.

(Fuente: Infobae y Económicas Bariloche)

Más noticias
Últimas noticias