martes 27 de febrero de 2024    | Muy nuboso 15.9ºc | Bariloche, Rio Negro

Outdoor en el paraíso

El nuevo Cirse brilla renovado, con fuerte identidad náutica y un atractivo espacio social gastronómico

sábado 29 de enero de 2022
Cámping, náutica y gastronomía
El renovado Cirse sorprende y atrae por igual a barilochenses y turistas.
El renovado Cirse sorprende y atrae por igual a barilochenses y turistas.

El clásico cámping Cirse, en el kilómetro 15 de la avenida Bustillo, brilla esta temporada con una profunda renovación, que apunta a fortalecer su identidad con las actividades náuticas, integrarlas a la vida de campamento o cabañas, con un nuevo y diverso espacio social gastronómico de calidad.

Además acampantes, pasajeros y socios (el Cirse es una mutual nacional de suboficiales), y de los usuarios del varadero, embarcadero y guardería, el Cirse está ahora abierto a todos los residentes o turistas al mediodía y la noche con su paseo gastronómico, una gran carpa para comer o tomar unos tragos, y propuestas musicales en vivo de martes a domingo.

“Yo pienso el lugar como un encuentro de viajeros, incluyendo a los barilochenses. Llegan por tierra y por agua, aprecian la vida al aire libre; acampan, alojan en cabañas o vienen por el día; hacen varias actividades y deportes, hay familias con sus espacios, jóvenes con diversión, Nos encontramos, compartimos, todos disfrutamos de esto”.

Así definió al nuevo Cirse Manuel Echevarría, quien en noviembre recibió la concesión del complejo y en pocas semanas logró plasmar sus ideas junto a sus socios Facu Beberaggi y Carla Najda.

Manuel soltó allí las riendas a su pasión náutica, que desde niño lo une al agua, y el alma de la reconversión está ligada a la actividad.

“Todos los sectores conviven en el espacio con criterio de inclusión”, agregó, informando que para prestar un buen servicio a sus visitantes cuentan con un plantel de 50 personas toda la temporada, a los que se agregan entre 15 y 20 para la náutica.

Manuel Echevarría con las chicas del SUP.

Manuel Echevarría con las chicas del SUP.

Este verano el lugar está a pleno todos los días desde temprano y aún muestra saludable actividad en jornadas desapacibles, que siempre permiten salir a navegar, acampar al resguardo del tupido bosque que los cobija y disfrutar de comidas, bebidas y música en la carpa.

 

4 en 1

 

Además de parecer más grande por la nueva distribución de espacios el complejo luce muy limpio y ordenado.

Echevarría explicó que la idea apunta a integrar la vida de 4 sectores: el cámping y espacio de motorhomes, las cabañas, el social gastronómico, y la náutica en toda la zona de marina.

Para eso demarcaron y ampliaron el espacio destinado a la náutica, destinando el sector sur al varadero, donde hay taller y servicios de reparaciones.

Su capacidad aumentó en un 20% (“es impresionante la necesidad de esto que hay en Bariloche”, señaló el administrador) y allí hay por lo menos 15 personas para prestar servicios especializados, además de otros que son convocados para trabajar en determinadas actividades.

El sector de cámping -con capacidad para unas 80 personas- tiene solo carpas y los autos van en un costado, lo que lo hace más acogedor e íntimo, y en lugar de los antiguos fogones fijos de cemento, hay otros de hierro móviles, que los campistas comparten o mueven según las necesidades.

Está más ordenado también el estacionamiento, lo que permite un mayor ingreso de vehículos, junto al que hay un nuevo espacio destinado a promociones o exhibiciones.

Ahora está Chevrolet con un par de vehículos, en un rincón que respeta el diseño rústico natural del entorno.

 

Inmenso patio al lago

 

La mayor y más grata sorpresa es el enorme patio con vista a la postal del Nahuel Huapi que tiene el Cirse, que fue rediseñado para una variada actividad social recreativa.

Más próximo a la playa se instaló la carpa del club SUP (stand up paddle) de Tincho Palomeque y Mery Serrao, y también una escuelita de optimist (a partir de 8 años) del Yacht Club Bariloche.

Cerca hay un lugar para aprender slackline (cinta tensa) y para hacer otras actividades vinculadas.

Subiendo unos metros desde la costa empieza todo el patio gastronómico, musical y social.

El sector mayor está ocupado por la cocina al aire libre de La Cabrona, el primero fijo de las cocineras de vanguardia que hace rato trascendieron las fronteras culinarias de Bariloche a partir del célebre food truck ahora instalado en el km 2 de Bustillo.

Allí Julieta y Valen Caruso, y Lucía List, deslumbran a sus comensales con su cocina en vivo y una propuesta de 9 pasos (con dos postres), que ofrecen en un deck muy confortable con vista al lago.

Como en el principio cuentan con la compañía de la cerveza artesanal de Brew Sisters y la sidra Pulku, de Villa Regina, entre otras bebidas de calidad.

En el centro del patio está la moderna carpa en donde cuentan con una barra del Cirse y donde sirven los platos de la cocina propia (menú de Julieta Caruso) y algunos de los food trucks que la rodean. También allí va la música en vivo.

 

Carritos

 

La oferta de los carritos es encantadora:

*Patagonia BBQ, especialidad ahumados, tiene carnes ahumadas en caliente, de cocción a baja temperatura y por 8 horas. Entre las posibilidades hay tapa de asado, bondiola, chorizo de cerdo. Y también una opción vegetariana de provoleta de búfala (la hembra del búfalo). De “gusto fuerte y más liviana” que la vacuna.

*The Sushi Truck. Madelaine (sushi woman) y Marcelo inauguraron en el Cirse su proyecto culinario con combinados de rolls de 12 y 24 piezas, con salmón, langostino, trucha ahumada, hongos, pino, arándanos y otros. Además un roll vegano de mucha aceptación. Todo sin gluten.

*De Vermouth Bariloche. Con un estilo muy vintage en el diseño y contenidos, Carla ofrece una novedosa opción de vermouth, retoma antiguas costumbres de bebidas, más allá del conocido Cinzano: La fuerza (Zuccardi), Linda (vino del norte), Único (botánicos de Río Negro), El forastero (vinos argentinos) y Base Vermuth (con soda, de calidad superior), son algunos. Además está el Tinto de verano (trago típico de Madrid), Tónico de los Andes (tónica de vermouth) y Ferroviario viejo ( fernet, Cinzano y soda).

*Cervecería Wesley. Además de sus productos el espacio ofrece también cerveza de Brew Sisters, Guapaletas y Fra Nui.

*Sucré. Pastelería propia.

*Foresta. Panadería de panes de masa madre y fermentación neutra. Panes para probar solos o en sándwiches con jamón crudo, rúcula, pategrás, palta, queso azul, gruyere, tomate e ingredientes gourmet con los que tienen un buen maridaje.

*Pura Paz. Fuera del ámbito gastronómico este lugar ofrece exclusivos diseños de indumentaria y tejidos de Paz Pedernera, y accesorios de su hermana Clara.

Contacto: Cirse_clubdelago (Instagram). 

Reservas y consultas: +54 92944 783786 (celular y whatsapp).

Económicas Bariloche

Más noticias
Últimas noticias