Mini Casas, una idea práctica y económica para mil soluciones

El innovador fabricante Martín Arenzon, propietario junto a su padre Ricardo de un novedoso emprendimiento en Dina Huapi, desarrolló desde 2009 una industria original que mes a mes va cobrando auge y amplía su mercado: la construcción de Mini Casas, que se suben a un camión de trasporte de autos, se llevan a donde las pida el cliente y se las deja niveladas, listas para conectarse a los servicios y ser habitadas o usadas como vivienda, galpones, obradores, oficinas y numerosos usos.

Se trata de una solución práctica, rápida y muy económica. En menos de un mes y de acuerdo al requerimiento del cliente, construyen en el predio de Dina Huapi una bonita estructura de 18 metros cuadrados, sólida y bien aislada, que puede albergar un ambiente y un baño, con un peso de alrededor de 3.000 kilos.

Con un precio de base de $ 20.000, son casas, oficinas, depósitos, galpones u obradores modulares, que además pueden sumarse entre sí y superponerse en plantas, dando lugar a una estructura mayor.

Para quienes no cuentan con todo el monto de la compra, ideó también una forma de leasing, con parte de una cuota de alquiler y otra de compra de la Mini Casa.

Mini Casas en Facebook. Y en la web.

“Mi casa es de 220 metros cuadrados y está hecha así. El cliente puede comenzar por una parte fundamental de la estructura y a partir de los recursos con que disponga, ir ampliándola. Además estas Mini Casas pueden ampliar una vivienda de cualquier sistema constructivo, se adaptan fácilmente a cualquier fachada y uso”, explicó Arenzon a Económicas Bariloche.

Construcción de una Mini Casa.
  Construcción de una Mini Casa.

Desde que montaron la industria, vendieron cientos de Mini Casas para los más diversos requerimientos, y siguen apareciendo pedidos distintos.

En los últimos meses, proveyeron cuatro a la empresa Plan Obra, para obradores y oficinas de la obra de refuncionalización de Mitre y la construcción de dos escuelas en Esandi arriba; una vivienda para una mujer que se muda de Buenos Aires a la zona de Ñirihuau, y un kiosco en el mismo sector; un local comercial y vivero para cactus y suculentas en Dina Huapi; dormis en el cámping La Querencia, y numerosos obradores y depósitos para usos diversos.

Una de las Mini Casas.
            Una de las Mini Casas.

La forma clásica es cuadrada y tiene dos techos a un agua, pero fabrican también otros abovedados, e incluso redondos. La idea es construir todo en ese predio, aunque también se trasladan a donde las piden si no pueden ingresarlas y emplazarlas en el lugar a donde van: hace poco hicieron un pequeño galpón en un jardín a donde no se puede acceder con el camión.

Para el uso que quiera dársele.
   Para el uso que quiera dársele.

Hacen la estructura con caños estructurales soldados, más fuertes que los usados para construcción en seco; le hacen una base (no requiere de platea de material); arman las paredes con madera interior, aislante y sidding exterior; colocan las aberturas completas; arman el techo aparte (también con machimbre interior, aislante, wichi contra la condensación) y lo montan sobre la casa para soldarlo y atornillarlo, y ponerle las chapas.

La casa tiene dos patines de hierro sobre los que arrastra cuando el camión se arrima de culata y lo tira con un malacate, igual que cuando suben un auto averiado de la calle. En una hora está lista y amarrada para su traslado, y en menos tiempo ser emplazada en el terreno.

 

Innovador

 

Además de ser un emprendedor incansable, Martín Arenzon tiene una vocación innovadora sorprendente.

Su carrera industrial comenzó hace 15 años en Buenos Aires con Artensor, empresa de el diseño, fabricación y venta de tensores con cables de acero, para la construcción y decoración de interiores.

Las mochilas con los Amibotes.
  Las mochilas con los Amibotes.

Pronto se radicó en Bariloche y creó el Amibote, un kayac con pontones inflables, con un piso en el centro, que se dobla y se convierte en mochila (idea tomada de los tensores) de 11 kilos, lo que facilita enormemente el acceso al agua, para pasear, pescar o lo que sea.

Los Amibotes.
Los Amibotes.

El Facebook de Amibote. Amibote en la web.

Su padre Ricardo tenía en Dina Huapi una maderera para la fabricación de pisos, a donde él se mudó para desarrollar la metalurgia y asociarse en la fábrica de Mini Casas.

“Soy inquieto y aventurero, nada más”, señaló el fabricante, para explicar su inesperada diversificación productiva. (Económicas Bariloche)