Los rubros más afectados por la caída del consumo

150

Los 19 rubros relevados por la CAME cayeron en la comparación anual. Pero las caídas superaron al 8% anual en las ventas de marroquinería, muebles y electrodomésticos y electrónicos, que fueron tres de los rubros más afectados por la retracción de la demanda.

En electrodomésticos y electrónicos, las ventas a precios constantes bajaron 8,1% en comparación con el mismo mes del año pasado. Y en lo que va del año este rubro acumula una caída de 3,1% anual. Lo que más se vendió en el mes fueron televisores por el Mundial, calefactores y celulares. Pero en el caso de los televisores, según explicó José Lilino, presidente de la Federación Argentina del Comercio de Artefactos para el Hogar y Afines (FACA), el 80% de las ventas se las llevaron las grandes cadenas.

En el caso de alimentos y bebidas, las ventas a precios constantes bajaron 3,7% anual y acumulan una caída de 1,5% en los primeros siete meses del año. Aunque el rubro terminó en baja, la primera quincena tuvo mejor performance que la segunda, porque incidió el pago del aguinaldo. Los comercios consultados por CAME señalaron que además de la caída de ventas, “subieron mucho los precios en el mercado concentrador, pero se trató de minimizar el traslado al público, lo que generó una caída en la rentabilidad”.

En electrodomésticos y electrónicos, las ventas a precios constantes bajaron 8,1% en comparación con el mismo mes del año pasado. Y en lo que va del año este rubro acumula una caída de 3,1% anual. Lo que más se vendió en el mes fueron televisores por el Mundial, calefactores y celulares. Pero en el caso de los televisores, según explicó José Lilino, presidente de la Federación Argentina del Comercio de Artefactos para el Hogar y Afines (FACA), el 80% de las ventas se las llevaron las grandes cadenas.

En el caso de alimentos y bebidas, las ventas a precios constantes bajaron 3,7% anual y acumulan una caída de 1,5% en los primeros siete meses del año. Aunque el rubro terminó en baja, la primera quincena tuvo mejor performance que la segunda, porque incidió el pago del aguinaldo. Los comercios consultados por CAME señalaron que además de la caída de ventas, “subieron mucho los precios en el mercado concentrador, pero se trató de minimizar el traslado al público, lo que generó una caída en la rentabilidad”.

En indumentaria las ventas cayeron 4,8% frente al mismo mes del año pasado y acumulan una baja de 4,2% en los primeros siete meses del año (siempre medidas a precios constantes). Fue uno de los rubros más complicados, que se vio obligado a ofrecer bajas de precios de hasta 50%. “Las vacaciones de invierno no ayudaron, porque la gente que viajó minimizó sus compras de ropa. Las ciudades de frontera, en cambio, se vieron favorecidas en este rubro, especialmente las linderas con Chile”, precisaron desde CAME.