Los primeros 1300 egresados regresaron a sus ciudades sin contagios de COVID

Los primeros egresados que disfrutaron del ansiado viaje a Bariloche, regresaron a sus destinos sin contagios por COVID y la totalidad de los hisopados fueron negativos.

El reinicio de la actividad, que es una de las principales para la economía barilochense, incluyó rigurosos protocolos aplicados tanto en hoteles como discotecas y excursiones.

Los primeros 1300 egresados fueron sometidos a los distintos chequeos médicos, tanto al ingresar a la ciudad lacustre como al regresar a sus localidades de origen.

Los contingentes viajaron a Bariloche a través de cinco operadoras del segmento joven. Los controles son implementados por los prestadores locales y fiscalizados por el municipio local y la provincia de Río Negro, a través del Ministerio de Salud.

La rigurosidad de los protocolos establece un test negativo que habilita a los estudiantes a emprender el viaje, uso obligatorio de barbijo e higienización constante con alcohol, participación de las distintas actividades en modo “burbuja” y un hisopado negativo para regresar a sus lugares de origen.

Las discotecas funcionan con un aforo limitado y con varios turnos, para evitar contactos con otros grupos. Cuentan con modernos sistemas de renovación de aire, desinfección y chequeos individuales a cada pasajero.

Para los referentes del segmento estudiantil, “los resultados positivos son muestra que la situación epidemiológica ha cambiado y los protocolos están funcionando correctamente” y “con estos resultados positivos el sector apunta a ir retornando progresivamente a traer mayores volúmenes de pasajeros”.