Las Bolsas a la espera de algún driver que las movilice

Por Adrián Arano (*)

Pasó una semana de transición en los mercados financieros, que se caracterizaron por exhibir un reducido volumen de operaciones con motivo del Día de Acción de Gracias en Estados Unidos. El índice Merval de la Bolsa argentina finalizó la jornada del viernes con una importante toma de ganancias que deja ciertas dudas sobre el futuro de la tendencia a corto plazo, a pesar de haber logrado distanciarse del mínimo mensual con un firme rebote que se había extendido por cuatro sesiones consecutivas.

Paulatinamente, los inversores fueron recuperando la confianza en el mercado argentino y volvieron a tomar posiciones en activos de riesgo al observar una clara oportunidad de compra cuando las acciones locales cayeron a niveles que no alcanzaban desde mediados de agosto pasado. La volatilidad se hizo presente en la plaza local en sintonía con la incertidumbre que se observa en las principales Bolsas del mundo a la espera de algún driver importante que movilice el comportamiento de los referentes bursátiles en el tramo final del año.

En este sentido, el consenso del mercado se enfoca en la reunión de política monetaria que la Reserva Federal de Estados Unidos tiene previsto celebrar los días 13 y 14 de diciembre. Previo a la elección presidencial, varios miembros de la autoridad monetaria se mostraron a favor de elevar los tipos de interés relativamente pronto, al tiempo que el mercado especula que con la llegada de Donal Trump a la casa blanca los miembros de la FED no tendrán mayores presiones al momento de tomar la decisión de incrementar las tasas.

De cara a lo que viene, se hace relevante pensar que si la FED decide el incremento de las tasas de interés los fondos de inversión tendrán la necesidad de arbitrar sus portafolios con el objetivo de maximizar la rentabilidad de sus inversiones en activos que son favorecidos por el aumento de las tasas.

En el caso de que los miembros de la FED opten por elevar los tipos de interés en diciembre, los mercados emergentes podrían ser víctimas de una mayor volatilidad, dado que los grandes inversores podrían trasladar sus inversiones hacia activos más seguros. El dólar aparece como el primer objetivo para quienes buscan resguardar su capital frente a una decisión de esta magnitud, mientras que las materias primas serán proclives a soportar una depreciación de sus valores debido a la fortaleza que adquiere la moneda estadounidense a partir de que los fondos buscan aprovechar invertir en instrumentos financieros de menor riesgo.

Por lo general, un dólar fuerte como el que estamos viendo en la actualidad, cada vez más cerca de la paridad con el euro, también tiene un impacto negativo sobre el precio del petróleo, por lo que un aumento en las tasas podría ser consecuente para afectar el normal desarrollo de los mercados emergentes, especialmente en la plaza bursátil argentina por la gran dependencia que tienen un gran número de activos locales respecto al comportamiento de los precios de los commodities.

Por otra parte, si bien el modelo proteccionista de Trump queda cada vez más en duda de que pueda ser puesto en práctica, cualquier decisión de la nueva administración que apunte mínimamente hacia este tipo de políticas podría causar una mayor corrección en los índices emergentes. Así y todo, en esta última semana, los referentes bursátiles de las economías en vías de desarrollo presentaron una buena performance que los mantiene a tiro de los máximos registrados meses atrás, aunque los mayores beneficios se observaron en activos que cotizan en mercados más desarrollados, producto de la selectividad que mostraron los inversores ante un eventual aumento de la aversión al riesgo global.

El índice Bovespa de la Bolsa de Brasil subió en cinco días 1,48%, apuntalado por el aumento de las materias primas en los mercados internacionales, al mismo tiempo que el IPC de México cerró la semana en alza lejos del mínimo de cinco meses del 18 de noviembre en 44.364,17 puntos. De esta manera, las Bolsas emergentes se acoplaron a la tendencia alcista de los principales referentes bursátiles globales, que presentaron rendimientos superlativos en línea con el avance de los precios del petróleo ante la especulación de que la OPEP logrará prosperar en algún tipo de acuerdo a fin de limitar la producción de crudo.

En el ámbito local, los operadores se inclinaron por sumar a sus carteras acciones de Siderar, anticipándose a una esperada apreciación del dólar que beneficia a las empresas exportadoras. La empresa siderúrgica que lidera el mercado argentino de producción de acero subió en la semana 12,43% a 9,68 pesos, encabezando de este modo las ganancias semanales del Merval, luego de haber tocado un mínimo de dos meses tras caer a 8,17 pesos en septiembre.

La cotización de Siderar mostró un interesante aumento semanal al cierre del viernes 28-11-2016.
     La cotización de Siderar mostró un interesante aumento semanal al cierre del viernes 28-11-2016.

También se observó en la Bolsa argentina una importante recuperación de precios en las acciones de Holcim y Transener, que acumularon al cierre de la semana una ganancia de 10,40% y 10,28% respectivamente, convirtiéndose así en dos de las principales referentes de la suba generalizada que experimentó la plaza local acoplándose a la tendencia positiva de los mercados externos.

La renta fija argentina mostró rendimientos dispares en el transcurso de la semana del 21 de noviembre, dado que los inversores mantienen cierta cautela ante el incierto panorama de la moneda local, luego de que el peso se depreciara por tercera semana consecutiva ante una recomposición del mercado, que fijó el valor del dólar mayorista en 15,54 pesos. Ante este fenómeno, los bonos largos emitidos en pesos lograron el mejor rendimiento si se analiza el comportamiento semanal de la deuda soberana en el mercado bursátil.

Simultáneamente, el Banco Central decidió recortar las tasas de interés en 50 puntos básicos a 25,25%, luego de analizar algunos indicadores macros que señalan que la actividad económica no logra repuntar. Por lo pronto, los inversores se posicionaron en renta variable durante la semana pasada pese a las dificultades que atraviesan los contextos locales e internacionales. (Económicas Bariloche)

(*) Este informe es proporcionado por Adrián Arano  – Asesor Financiero Certificado – para ser publicado por Económicas Bariloche. La información que contiene dicho informe es emitida a efectos meramente informativo y no representa ninguna sugerencia o recomendación de compraventa, no haciéndose responsable ninguna de las dos partes por el uso que los lectores puedan hacer del mismo. Todos los derechos reservados. Para mayor información podes comunicarte a aranoadrian@gmail.com o al tel: 0294-463-9630