Ladrones usaron un inhibidor para abrir un auto de turistas pero la Policía los descubrió

Delincuentes conocidos en el ambiente delictivo hurtaron elementos de un auto perteneciente a una familia de turistas y sustrajeron distintos elementos, aunque el Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la fuerza rionegrina dio con los sujetos, recuperó parte del botín y secuestró el vehículo de los sospechosos.

El hurto ocurrió este miércoles a la tarde en el kilómetro 1 de la Avenida Bustillo, donde los maleantes estacionaron en la banquina y esperaron a que algún vehículo estacione al lado. Minutos más tarde  un Citroen C4 estacionó al lado del Toyota Corolla de los ladrones y su conductor quiso cerrar el auto con el comando a distancia, aunque los sujetos emplearon un inhibidor para que el mismo no bloquee las puertas.

La familia descendió a recorrer locales comerciales del lugar y los ladrones aprovecharon y vaciaron el vehículo.

El Cuerpo de Investigaciones Judiciales intervino en el caso y gracias a los registros fílmicos, logró identificar el auto de los maleantes y también a sus ocupantes.

Por eso este jueves a la tarde junto a la Comisaría Segunda se realizó un allanamiento en el barrio Ayelén, donde los uniformados secuestraron el Toyota Corolla de los sospechosos y recuperaron parte de los elementos que habían sustraído del auto estacionado.