La imagen cuenta todo

1147

Hoy la justicia entregó la posesión del Puerto San Carlos a la Municipalidad de Bariloche: después de 25 años de desidia y abandono de parte de Emprendimientos Bariloche.

Esta lámina -a la que hoy llaman “render”- estaba arrumbada en algún rincón del Puerto San Carlos, en decadencia como el mismo puerto.

Era uno de los proyectos que mostraron los empresarios a la comunidad con tanta pompa, para engañarla haciéndole creer que ese era el objetivo iniciado en la concesión de 1988 y rediscutido en 1991.

En tanto no pagaron ni un centavo de canon, no hicieron inversión alguna (aunque afirmaron que cortaban el pasto) y mientras abandonaban el valioso complejo igual que al cuadro, le sacaban una renta al Puerto de 13.000 dólares por mes.

Encima tienen el descaro de amenazar con juicios millonarios, con lo que logran repercusión en los medios poco afines a los intereses comunitarios. (Económicas Bariloche)