La empresa de transporte Las Grutas cumple 50 años de vida

El 15 de noviembre de 1970 Héctor Castro realizó el primer traslado de pasajeros desde San Antonio Oeste hasta Fortín Mercedes, en la localidad bonaerense de Pedro Luro, donde hasta 2009 descansaban los restos de Ceferino Namuncurá.
Ese fue el viaje inaugural de una empresa que hoy celebra medio siglo de vida y aún mantiene su génesis familiar. Es que Don Héctor enseñó a sus hijos los secretos de la actividad y estos, a su vez, hicieron lo propio con los suyos, quienes se mantienen al frente de la compañía. Sentó bases sólidas de un proyecto que hoy sigue funcionando.
El fundador bautizó a la empresa con el nombre del balneario rionegrino, que en ese entonces comenzaba a hacerse conocido.
El primer viaje fue un “especial” a Fortín Mercedes, localidad que hasta el 2009 era visitada por contingentes religiosos, creyentes y turistas, debido a que descansaban los restos de Ceferino, hasta que fueron trasladados a Chimpay, su pueblo nativo.
Además de esos viajes especiales comenzó a unir las localidades de San Antonio Oeste y Las Grutas con dos recorridos diarios, solo en la temporada estival.
Con el paso del tiempo y el incesante desarrollo de la región, en 1988 la empresa logró la creación de la Sociedad Anónima con la participación de los propietarios y familiares como accionistas.
Gracias a la constante dedicación y esfuerzo, como también a las permanentes políticas de reinversión y el progresivo desarrollo económico de la zona, se fueron incorporando nuevas líneas y servicios.
Hubo más frecuencias y servicios entre San Antonio y Las Grutas, como también una evolución en los recorridos urbanos de ambas localidades. Desde 2006 comenzó a prestar servicios en la línea sur, recorriendo e ingresando a cada una de sus localidades. Para ello hubo una fuerte inversión en nuevos vehículos y agencias, que fue solventada con recursos genuinos y créditos que fueron gestionados por la compañía.
El servicio llegaba, en principio hasta Ingeniero Jacobacci aunque desde el año siguiente comenzó unir la capital rionegrina con la ciudad de Bariloche. Lo cual fue un desafío que permitió unir los principales centros turísticos de Río Negro (Balneario Las Grutas y Bariloche) y un aporte fundamental para los habitantes de toda la provincia.
La prestación de esos servicios continúa, además de los interurbanos entre San Antonio y Las Grutas, y Bariloche con Dina Huapi a través de la Línea 33.
A través de sus redes sociales, la empresa mencionó que “los obstáculos, las dificultades y las adversidades no frenaron el empuje familiar, que hoy sigue de pie y con ansias de seguir creciendo”.
Además la empresa agradeció a quienes forman parte de su presente e incluso también a quienes estuvieron anteriormente, aunque el agradecimiento más especial es para quienes a diario viajan con la compañía.