La debilidad del dólar hizo más atractiva la renta variable

699

En los mercados internacionales, la debilidad del dólar hace que la renta variable se torne más atractiva para los inversores. La incertidumbre que gira en torno a las políticas económicas implementadas en el último tiempo por el gobierno de Estados Unidos y que no logran estimular la reactivación económica de la principal potencia del mundo deriva en una demanda cada vez más sostenida de activos de refugio como el oro.

Hasta hoy, el metal precioso se ha apreciado a lo largo del año un 8,52% y al cierre de la jornada del viernes se negociaba cerca de un máximo de siete semanas en el nivel de 1.257,63 dólares.

Mientras tanto, los mercados siguen expectantes de los datos macroeconómicos con el objetivo de encontrar alguna señal que les permita identificar el estado de salud de la economía americana y, a partir de ahí, descubrir cuáles serán los pasos a seguir por parte de la Reserva Federal en términos de política monetaria, dado que los analistas financieros ya observan con desconfianza que la Fed mantenga el ritmo de aumento de tasas que preveía para el transcurso de 2017.

La tendencia alcista del patrón oro se debería mantener en el mediano plazo debido a las tensiones políticas que se ciernen en el ámbito internacional y que tienen a Corea del Norte, China y Rusia en el centro de la escena, en tanto que la recuperación de los mercados emergentes seguiría ligada a la debilidad de la divisa americana y, en tanto, una mayor depreciación del dólar ayudaría a impulsar los precios de los activos  cotizantes en mercados en vías de desarrollo.

Por lo pronto, en la zona euro, los principales referentes bursátiles demostraron en la primera semana de agosto que los inversores cambiaron de ánimo repentinamente y pasaron a posicionarse en activos asociados con el riesgo. En este contexto, el selectivo de Madrid, el Ibex 35, logró cerrar la semana con alzas del 1,16% y de esa manera repuntó hasta los 10.658,40 puntos, mostrando el mejor inicio en el mes de agosto de los últimos cuatro años.

No obstante, el índice Dow Jones de los Estados Unidos siguió marcando nuevos máximos históricos tras avanzar a los 22.092,81 puntos, luego de cerrar con tono positivo por octava sesión consecutiva gracias a las excelentes performances de las acciones financieras tras conocerse en el calendario económico datos de empleo mejores a lo previsto por el consenso del mercado. El sólido reporte laboral entregó optimismo a los inversores y sirvió como alivio para que el mercado volviera a enfocarse en los resultados trimestrales que van a seguir reportando las compañías de Wall Street en los próximos días.

El barril de petróleo West Texas Intermediate (WTI) ha registrado una pérdida marginal de 0,20%, a causa de que los inventarios de crudo en Estados Unidos bajaron esta semana menos de lo esperado por los analistas, luego de que la Administración de Información de Energía informó que el stock de oro negro descendió 1,5 millones de barriles ante una previsión que se ubicaba cerca de los 3,0 millones de barriles. Ahora, los operadores de crudo se centran en la reunión que algunos miembros de la OPEP mantendrán con referentes del mercado internacional de petróleo que no forman parte del grupo para definir la estrategia a seguir en virtud del acuerdo que han establecido para limitar la producción del commoditie y frente a las dificultades para detener el aumento de suministro en ciertos países claves.

Pasando al plano local, las acciones argentinas se mantuvieron en terreno positivo durante la semana del 31 de julio, aunque las ganancias fueron limitadas debido a que los inversores esperan los resultados electorales que le muestren un mapeo general de la actualidad política que atraviesa el país actualmente. Mientras tanto, se mantienen las posiciones en moneda dura a la espera de que se presente una buena oportunidad de compra de activos de riesgo. En medio de las especulaciones electorales, el índice Merval subió 0,07% hasta los 21.382,98 puntos, inmerso en la alta volatilidad de la plaza cambiaria tras la intervención que el banco central llevó adelante con el objetivo de sostener el tipo de cambio ante la fuerte demanda existente.

La fuga de divisas por intermedio del turismo, más la incorporación de maquinarias agrícolas y otro tipo de equipos ingresados del exterior y las crecientes importaciones del sector automotriz, juegan un papel fundamental en la presión alcista sobre el dólar en el mercado cambiario. De ahí se desprende la necesidad de la entidad monetaria por intervenir en el mercado para poner un freno a la demanda y sostener la cotización del billete verde que tanto ruido hace entre los ciudadanos argentinos cada vez que surge una escalada frente al peso.

El viernes, la divisa norteamericana cerró plana en el mercado mayorista a 17,695 pesos, rompiendo así con dos semanas consecutivas de fuertes subas en la plaza financiera porteña.

En el mercado de renta variable, las acciones de Distribuidora Gas Cuyana recuperaron parte de las pérdidas anteriores tras ganar en la semana 9,46%, luego de que los inversores volvieran a mirar con optimismo las empresas gasíferas a la espera de los balances que podrían traer números elocuentes ante el impacto que tendrían los ajustes tarifarios en las cuentas de empresas de servicios. Recordemos que DGCU2 había sufrido una caída superior al 15% en el mes de julio como resultado de una retirada de inversores institucionales de acciones líderes luego de que la distribuidora de gas comenzara a cotizar en el índice Merval.

La incertidumbre que se apoderó de las mesas financieras durante el mes de julio, parece haber mermado en los primeros días de agosto y, en este contexto, otra de las empresas que logró recuperarse del reciente tropiezo fue la firma Agrometal, que en lo que va de agosto y gracias a la perspectiva de los inversores sobre un posible buen balance subió 7,15% y logró recuperar la cota de 35,5 pesos.

Por otra parte, el mercado aguarda con expectativa la próxima licitación de Letras del Tesoro que se llevará a cabo entre el martes y el miércoles por un monto aproximado de 600 millones de dólares, la cual asumirá una tasa nominal anual en torno al 2,8% y un vencimiento que se fijará en los 196 días.

El dólar en el Mercado a Término Rofex se negoció a 19,55 pesos en los contratos a diciembre, conservando de esta manera los niveles que había registrado en la semana anterior, producto de la inyección de divisas que promovieron los bancos oficiales en el mercado cambiario.

Este informe es proporcionado por Adrián Arano  – Asesor Financiero Certificado – para ser publicado por Económicas Bariloche. La información que contiene dicho informe es emitida a efectos meramente informativo y no representa ninguna sugerencia o recomendación de compraventa, no haciéndose responsable ninguna de las dos partes por el uso que los lectores puedan hacer del mismo. Todos los derechos reservados. Para mayor información podes comunicarte a aranoadrian@gmail.com o al tel: 0294-463-9630