La cervecería Bachmann abrió Estación Este, un nuevo punto de ventas y recarga de growlers

Pablo Llanes recarga un growler en Estación Este.
Pablo Llanes recarga un growler en Estación Este.

La creciente urbanización y diversidad de servicios de Las Victorias sumó en las últimas semanas el local Estación Este, un nuevo punto de ventas y recarga de growlers de la cervecería artesanal Bachmann, que este año avanzó también con el envasado en latas, un producto premium para comercializar en Río Negro.

El enlatado fue un acierto de Bachmann.
                               El enlatado fue un acierto de Bachmann.

“Tuvimos muy buena respuesta acá en Las Victorias apenas abrimos, estamos muy contentos, e iremos agregando productos para crecer”, señaló Pablo Llanes, integrante de la familia Bachmann y encargado de Estación Este, en diálogo con Económicas Bariloche.

Allí ofrecen varios estilos de la cerveza Bachmann: Pilsen, Ámbar, Negra Schwarzbier, Kolsch, APA, APA Comarca, IPA Clásica e IPA Estación.

El local tiene el cuidado diseño de la firma y es un punto de recarga de growlers y venta de snaks y el atractivo merchandaising de la marca. Es la primera Estación de este estilo de Bachmann, que se suma al restaurant de Vice A, O’Connor y Diagonal Capraro, y al de Elflein y Quaglia. La fábrica de la cervecería está en 9 de Julio y Gallardo.

La apertura de Estación Este tuvo una buena recepción en Las Victorias.
       La apertura de Estación Este tuvo una buena recepción en Las Victorias.

La apuesta en medio de la pandemia se ajusta a las nuevas realidades impuestas por el fenómeno sanitario mundial, al igual que la iniciativa de sacar una línea de cerveza artesanal envasada en latas, con hermosas ilustraciones en acuarela digital de postales tradicionales de Bariloche, diseñadas por Gabriel Mayo.

Para ello compraron una máquina envasadora y pusieron en marcha la producción de latas que en su contenido tienen exactamente la misma cerveza artesanal que entregan las choperas y fuentes de los restaurantes, sin agregado alguno, para preservar el sabor logrado a través de los años.

“Hay mucha demanda, no sólo para distintas ciudades de toda la provincia, sino además en Bariloche. Es un producto que tuvo una recepción espectacular en la ciudad”, afirmó Llanes.

También envasan la cerveza en botellas plásticas y growlers de vidrio, formatos que lanzaron anteriormente.

Los productos van acompañados de un cuidado diseño.
            Los productos van acompañados de un cuidado diseño.

Historia

La cervecería Bachmann nació en la casita histórica de Elflein 148 (luego desafectada y mudada a Quaglia por Patrimonio Histórico).

La página web de la empresa relata que la rica historia de la firma se remonta a 1907, cuando llegó la familia Bachmann a Bariloche, impulsada por la búsqueda de un mejor futuro, al igual que miles de inmigrantes que arribaron al país desde el viejo continente por aquellos años.

El espíritu emprendedor y la búsqueda de nuevos desafíos fue una característica que impulsó a cada generación de los Bachmann y que forjó el nacimiento de nuestra cerveza en 1999. La cerveza nació, primero como un hobby, el de Andrés Llanes y su mujer Susana Bachmann.

Fueron perfeccionando sus recetas en la cocina de su hogar familiar de la calle Elflein, conocida como la antigua “Casita Bachmann”, hoy patrimonio histórico de Bariloche. Tiempo después, ese hobby se convirtió en un recurso laboral, en el marco de la crisis económica aguda que atravesó la Argentina a fines de los años 90. En aquellos años, se impusieron los clubes del trueque y fue allí donde vecinos y amigos conocieron la primera “Pale Ale”, donde esperaban, cada sábado, en la puerta del club, a que llegara Susana para conseguir una “botellita” antes que se acaben. Era muy divertido, y asombroso, el desconocimiento sobre cervezas en aquella época en Bariloche. Cuando llegaba Susana al club, decían “¡Ahí viene “Pale Ale!”, porque pensaban que ese era el sobrenombre de Susana.

Al poco tiempo, los clientes podían disfrutar y comprar cerveza en la misma casita Bachmann, donde era elaborada en familia.

Fue el nacimiento de un sueño que impulsó al matrimonio a dejar sus trabajos y dedicarse de lleno a esta pasión, acompañados por la fidelidad y cariño de cientos de clientes que día a día visitaban la cervecería.

Recién en 2007, Susana y Andrés decidieron abrir su primer brewpub, en la antigua casa de la calle Vice Almirante O´connor, donde aún funciona uno de nuestros locales.  El pub era atendido por ellos mismos y sus hijos y la elaboración era 100% a la vista. Se ofrecían cuatro estilos de cerveza que hoy se siguen produciendo: Ambar, Negra Schwarzbier, Pilsen y con frambuesa. También se comenzaron a elaborar comidas caseras de origen alemán como Pretzel o Chucrut, y además comidas típicas locales, como truchas, goulash y picadas de carnes salvajes, las cuales hoy son marca registrada de Bachmann. Fue el nacimiento de un sueño que impulsó al matrimonio a dejar sus trabajos y dedicarse de lleno a esta pasión, acompañados por la fidelidad y cariño de cientos de clientes que día a día visitaban la cervecería. (Económicas Bariloche)