La Bolsa argentina no despierta interés entre los inversores

(*) Por Adrián Arano

Los participantes del mercado muestran un gran escepticismo para tomar posiciones en activos de riesgo que cotizan en la Bolsa local, debido a que el dólar se sigue fortaleciendo ante un menor apetito por el riesgo tras la subida de tasas que llevó adelante la Reserva Federal de Estados Unidos. Recordemos que la Fed subió los tipos de interés el pasado 14 de diciembre un cuarto punto porcentual a un rango de entre 0,50% y 0,75%. Desde entonces, el índice Merval registra una importante caída de 3,83% que lo hizo bajar a los 16.563,50 puntos, el menor nivel en casi un mes.

Si bien el mercado descontaba una decisión de esas naturalezas por parte de los miembros del FOMC, los inversores reaccionaron a la decisión de elevar las tasas buscando proteger sus portafolios de inversión mediante la adquisición de activos de refugio como el dólar, causando una fuerte apreciación en el valor de la divisa estadounidense al tiempo que persisten las buenas perspectivas para la economía del país del norte antes de que asuma el presidente electo Donald Trump.

No obstante, según las proyecciones que evalúa el banco central americano se podrían esperar en el próximo año tres subidas más en las tasas que tenderían a ubicar el valor del dinero en 1,4%, cifra que para algunos especialistas económicos puede resultar un poco arriesgada si se piensa en las amenazas globales que podría enfrentar la economía estadounidense para seguir creciendo a un ritmo sostenido como el que ha mostrado este año.

En este último período, los índices bursátiles de Wall Street marcaron el ritmo de las inversiones financieras, alcanzado en algunos casos niveles máximos históricos como resultado de una creciente demanda global por activos que cotizan en mercados más desarrollados y que actúan en contraste con la volatilidad que suelen presentar los activos de renta variable operados en mercados emergentes.

El índice Dow Jones de Industriales se encuentra actualmente en un nivel cercano a los 20.000 puntos, consolidando una tendencia alcista que ha confrontado durante este último tiempo a cualquier análisis escéptico que especulaba con una posible corrección del principal referente bursátil de Estados Unidos tras llegar a zonas que no se habían visto a lo largo de la historia. Tras la victoria de Trump, las acciones norteamericanas se afianzaron y lograron suplantar los jugosos rendimientos que ofrecían los activos de mercados emergentes, gracias a que las previsiones sobre este tipo de economías se presentan vulnerables ante la fortaleza del billete verde que ya se negocia en máximos de 14 años.

Para lo que resta del año, el mercado local sumó una nueva preocupación que mantuvo en vilo toda la semana a los inversores. En este sentido se hace referencia al escaso volumen operado que presentó la actividad bursátil durante las últimas jornadas, luego de que se transaron negocios por debajo de los 250 millones de pesos en la recta final de la semana y que puso un gran manto de dudas sobre el comportamiento futuro de la Bolsa argentina.

Si se contemplan los últimos cinco días, el índice Merval recortó 3,68% de su valor, presionado por la suba del dólar y por el desconcierto general que atraviesan las decisiones políticas en el país, luego de la controversia que se desató en torno al proyecto de la oposición sobre Ganancias y que tiene como consideración en algún punto gravar la renta financiera. Esta posibilidad podría poner en riesgo el ascenso de categoría del Mercado de Valores argentino, el cual se vería imposibilitado de pasar a ser considerado como Mercado Emergente si se avanza en el cobro de un impuesto a esta actividad, además de las dificultades financieras que le podría causar al gobierno para sostener el tipo de cambio.

El panel Merval al 18-12-2016 muestra el enfriamiento del mercado bursátil argentino.
       El panel Merval al 18-12-2016 muestra el enfriamiento del mercado bursátil argentino.

En este sentido, la divisa estadounidense se apreció frente al peso argentino en torno al 2,6% en los últimos treinta días, aunque en la semana la moneda local logró cierta estabilidad a raíz del ingreso de capitales provenientes del blanqueo y por órdenes de compra impulsadas por bancos que responden al oficialismo. El viernes, el dólar mayorista cerró en 15,95 pesos, mientras que en el mercado marginal la cotización del billete verde se ubicó en 16,69 pesos.

A partir de esta devaluación del peso argentino, los operadores del mercado bursátil optaron en general por los bonos largos emitidos en dólar, aunque también se observó una ligera inclinación por adquirir títulos públicos que ajustan por CER, producto de la necesidad de los inversores institucional de proteger sus carteras de inversión de la inflación a través de instrumentos más conservadores. De acuerdo con los datos que surgen del Instituto Argentino de Mercado de Capitales, los títulos públicos con mayor duration fueron los que recibieron una mayor demanda en la semana del 12 de diciembre.

Finalmente, luego de evaluar que los datos monitoreados por el Banco Central en su propósito de mantener en línea la inflación se sostuvieron bajo los parámetros establecidos por dicha institucón, la entidad monetaria decidió mantener sin cambios la tasa de las Lebac a 35 días en 24,75%, continuando con la política de las últimas licitaciones que apunta a no continuar bajando los tipos de interés. (Económicas Bariloche)

(*) Este informe es proporcionado por Adrián Arano  – Asesor Financiero Certificado – para ser publicado por Económicas Bariloche. La información que contiene dicho informe es emitida a efectos meramente informativo y no representa ninguna sugerencia o recomendación de compraventa, no haciéndose responsable ninguna de las dos partes por el uso que los lectores puedan hacer del mismo. Todos los derechos reservados. Para mayor información podes comunicarte a aranoadrian@gmail.com o al tel: 0294-463-9630