Huillín, la nueva marca con sello barilochense de accesorios para el agua

La pandemia fue el puntapié inicial de una idea familiar que finalmente se convirtió en un prometedor emprendimiento pensado para los amantes de los deportes acuáticos o los días de playa patagónicos.

Cecilia y Marcelo componen un joven matrimonio que se vio afectado por la pandemia, como muchos otros trabajadores relacionados con el turismo. Ante la falta de ingresos de uno de ellos, decidieron pensar en una forma de generar recursos con sus conocimientos.

Pero además, no solo fue la pandemia la que abrió las puertas de la marca Hullín, sino también la pasión de Marcelo por nadar en aguas frías. “Cuando Marcelo empezó a hacer nado en aguas frías necesitó de un accesorio para secarse y cambiarse”, explicó en diálogo con Económicas Bariloche, Cecilia.

Al buscar ponchos cambiadores, se dieron cuenta de que en Bariloche no se fabricaban y que además, los que se podían comprar por internet tenían precios muy elevados.  “Marcelo se hizo uno para él y le quedó tan lindo que decidimos invertir en ese emprendimiento textil”, resumió. Así,  una máquina de coser heredada y el entusiasmo bastaron para poner manos a la obra.

Los ponchos cambiadores están pensados para el clima patagónico, con aguas frías y temperaturas que no siempre son veraniegas. Son fabricados en microfibra de toalla, que le aporta además de suavidad a la tela, la cualidad de secado rápido, vital para un extenso día de al aire libre.

Al poco tiempo de emprender con Huillín, “nos dimos cuenta de que no era solo algo que podía servirnos para salir de la situación de falta de trabajo por la pandemia, sino como algo a largo plazo, porque en Bariloche hay gente que no solo va a la playa en verano, hay muchos que practican deportes acuáticos todo el año”, explicó.

“Los ponchos cambiadores son el primer producto que lanzamos. Son cerrados en los laterales, y amplios, lo que te permite cambiarte con el poncho puesto”, detalló Cecilia y añadió que también comenzaron a diseñar turbantes para el secado del cabello. “Hullín finalmente es una marca de accesorios para deportes acuáticos”, dijo.

Los ponchos se venden por talles de acuerdo a la estatura de cada persona. A la hora de comprar, se puede elegir entre el stock de colores o también, pedir especialmente el que se desee. Hullín está presente en Facebook e Instagram y desde allí se pueden hacer consultas y pedidos desde cualquier punto del país: “ya enviamos un pedido a Buenos Aires y otro a Neuquén”, informó Cecilia y añadió que además, cuentan con todos los medios de pago.

El particular nombre de la marca tiene vinculación directa con el lugar en el que vivimos. “Elegimos este nombre porque como muchos saben, el hullín es la nutria patagónica, emblema del Parque Nacional Nahuel Huapi”, expresó la emprendedora y añadió que “se destacan por su excelencia en el nado, y como los productos son para actividades acuáticas, nos pareció el nombre ideal,  pero además queremos difundir información sobre la conservación de la especie, el cuidado de la naturaleza y del medioambiente”, finalizó. (Económicas Bariloche)