Gennuso propone subir las multas por fiestas clandestinas hasta los $ 3 M

Finalmente la intención del intendente de subir el monto de las multas a quienes infrinjan las restricciones tendrá curso. Este jueves a las 10 de la mañana los y las ediles de la ciudad se reunirán en una sesión extraordinaria para debatir la propuesta del Ejecutivo.

Las multas propuestas en el proyecto oscilan entre los 500 mil y los tres millones de pesos. Se duplicarán en caso de que los infractores reincidan y deberán ser pagadas por padres y tutores en caso de que los organizadores y promotores de los eventos sean menores de edad.

Días atrás Gustavo Gennuso había manifestado su voluntad de intensificar las sanciones a quienes realizan reuniones y fiestas nocturnas, infligiendo las restricciones vigentes por coronavirus y que tuvieron en vilo a la ciudad luego de que se conociera un decreto nacional sugiriendo toque de queda sanitario.

En declaraciones al diario El Cordillerano, Gennuso había anticipado que “ya hemos hablado, el lenguaje que viene ahora es llamar a una extraordinaria del Concejo y que eleven las multas mucho más”.

Reforzando su planteo agregó que para frenar la gravedad del escenario de aumento de los contagios de coronavirus “hemos visto por Facebook anuncios de algunas fiestas, llamamos a los propietarios para alertarlos y sin embargo, igual las han hecho”.

La propuesta del intendente apunta a que “el organizador o responsable de cualquier tipo de evento, con asistencia de personas, con o sin venta de entradas, de bebidas o alimentos, independientemente del lugar en el que se desarrolle, sin contar con habilitaciones (…), en el marco de la normativa vigente para el aislamiento social será sancionado con una multa de 500 mil pesos a 3 millones”. Además indica que el mínimo y máximo en el valor de la multa establecida se duplicarán en caso de reincidencia.

Respecto a quienes responderán ante las multas, el proyecto indica que son responsables de las sanciones organizadores, promotores, propietarios o locatarios de los espacios involucrados, y padres y tutores en caso de que se trate de menores de edad.

En el marco de las nuevas restricciones nacionales, el gobierno provincial resolvió extender una hora la actividad de locales gastronómicos y la circulación de clientes pero también intensificar los controles nocturnos, de manera conjunta con el municipio.

En la misma línea, los representantes de las cámaras de Turismo y Comercio de la ciudad acordaron con el gobierno local y el provincial en que “el problema está en la actividad clandestina”.

Durante la última semana se desmontaron tres fiestas clandestinas en Bariloche, una de ella protagonizada por 24 turistas. Posteriormente la justicia resolvió multar a cada uno de los infractores con un monto de 13 mil pesos. A partir de este “criterio de oportunidad”, se recaudaron más de 500 mil pesos que fueron donados al Hospital Zonal. (Diario El Cordillerano)