Fuegos del Cirse, el lugar donde se disfruta la naturaleza en buena compañía

Tras la pandemia y el primer tiempo de aislamiento estricto, muchas personas buscaron un mayor contacto con la naturaleza a la hora de volver a la vida social. Nahuel, Facundo y Manuel no fueron la excepción y tras pensar qué opciones hacían falta en Bariloche, comenzaron manos a la obra con Fuegos del Cirse, la propuesta original de este verano 2021.

Está ubicado en el predio del camping Cirse, en la avenida Bustillo 14,459. Allí funciona un lugar original en el que la premisa es disfrutar del entorno que rodea a Bariloche: naturaleza, bosque, lago y montañas son el marco ideal para esta  idea que surgió en cuarentena y se inauguró en enero, en plena temporada.

“La concesión la tomamos en noviembre pero nos llevó un tiempo de trabajo”, contó Nahuel en diálogo con Económicas Bariloche. El lugar fue denominado como un “mercado de experiencias”, debido a que  hay diferentes stands con propuestas gastronómicas, artísticas, deportivas, culturales e incluso, de indumentaria.

“Es algo que surgió dado que internamente todos sentíamos que necesitábamos, un lugar donde poder reencontrarnos, cerca de la naturaleza y cerca del lago que es tan importante para nosotros”, remarcó Nahuel.

El concepto con el que trabajan implica reservar previamente para mantener el distanciamiento y cumplir con los protocolos de Covid-19. El horario es de 10 a 23 todos los días durante el verano y a partir de marzo, abrirá los jueves y viernes por las noches y fines de semana jornada completa.

“La respuesta de la gente fue muy favorable, muchos vienen de boca en boca, en la avenida no hay carteles ni nada, pero se terminó haciendo conocido igual”, contó el hombre. En el lugar, anteriormente trabajaban 2 personas y ahora son 56. “Estamos muy contentos porque somos emprendedores o comerciantes de rubros que fueron muy golpeados durante la pandemia”, sostuvo.

Fuegos del Cirse ofrece además espectáculos artísticos que son difundidos a través de la página de Instagram del lugar. “Tenemos dos horarios siempre: uno para el atardecer y otro para la cena”, así, todos pueden disfrutar de un buen show musical acompañado de algún rico plato, trago o cerveza.

“Trabajamos con productos orgánicos, tratamos de comprar todo acá para fortalecer también la economía local y porque además queremos que sea parte de la identidad de nuestro proyecto, de buena calidad, con comidas ricas y productos saludables”, manifestó. Así también, todos los platos se elaboran con fuego, sin gas, para aportarle un sabor distintivo.

Nahuel no dudó en afirmar que “la idea es que vivas una experiencia distinta y vuelvas a tu casa con otra energía. Es un lugar donde la realidad supera Instagram”.

Además también desarrollan actividades de carácter social. “Hace poco rifamos un mural y lo recaudado fue donado al merendero y ahora vamos a sortear una escultura y con el dinero reunido vamos a comprar árboles para contribuir a la reforestación de las tierras afectadas por el incendio en Cuesta del Ternero”, indicó.

En Fuegos del Cirse el  principal objetivo es compartir. Disfrutar de un atardecer alrededor de un fogón, una tarde de verano en el pasto cerca del lago, un buen plato pensado y elaborado para deleitar paladares. Compartir con amigos, compartir con la gente querida, compartir con el entorno y la naturaleza. (Económicas Bariloche)