Este invierno, la Provincia destinó más de $26 M para el Plan Calor

150

Pasó el invierno y concluyó un nuevo operativo de distribución de garrafas del Plan Calor, con una inversión millonaria por parte del Gobierno de Río Negro para ayudar a unas 10.000 familias.

La entrega de garrafas, que es sólo una de las partes que componen el Plan Calor, se realizó entre mayo y septiembre en la zona andina y la Región Sur. Demandó una inversión de $ 26.253.000, que fue solventada por la Provincia a través de las regalías hidrocarburíferas que recibe todos los meses por parte de YPF.

El operativo de reparto fue coordinado por la Secretaría de Energía a través de un equipo de 80 personas, que se desplegaron en 55 puntos de distribución.

La secretaria de Energía Eléctrica, Andrea Confini, hizo un balance tras sistematizar los datos relacionados con el programa y destacó que se logró cumplir con lo previsto. “El objetivo se cumplió una vez más, a lo cual quiero destacar la dedicación puesta por parte de todo el equipo que nos acompañó este año e hizo posible que la ayuda llegue a quien más lo necesita.

Superando incluso las contingencias climáticas propias de la época con fuertes nevadas que cortó caminos. También se agradece la paciencia de los beneficiarios en los momentos de las entregas, aunque cerramos con un mecanismo más ágil que seguramente perfeccionaremos el año que viene”, apuntó la funcionaria.

El Plan Calor que administra la Secretaría de Energía también incluye la recarga de tanques de distinta capacidad en comisiones de fomento con una movilización anual de más de mil camiones de diez toneladas de gas propano.

En total, el programa supone una inversión cercana a los $206.000.000 en el 2018. A ello hay que sumarle unos $16.000.000 que fueron licitados a través del Ministerio de Desarrollo Social para la compra de leña, que fue distribuida en forma paralela a más de 800 beneficiarios registrados.

A diferencia de lo que sucede con el reparto de garrafas de 10 kgs. la recarga de los garrafones se hace durante todo el año en 476 edificios públicos provinciales y casi 2.300 hogares, donde no hay posibilidad de conexión con la red de gas. Según las proyecciones de la Secretaría de Energía, para este año está previsto un desembolso cercano a los $164.000.000 tanto en gas a granel como en el envasado en tubos.

“No todo es distribución de garrafas o recargas”, aclaró Confini. “El Gobierno también hace obras en viviendas particulares e instituciones públicas a partir de la firma de convenios con las comisiones de fomento. Consiste en la instalación de un tanque de gas más la conexión interna y provisión de cocinas, calefactores, más matafuegos. Este año hicimos 33 conexiones en El Manso; 54 en San Antonio Este; y 18 en Paso Flores”, detalló.

Confini explicó que, como en todos los casos, hubo que superar algunos obstáculos como el de Villa Llanquín, donde en breve se habilitarán 88 conexiones. “Como la balsa no soporta el paso camiones grandes allí tuvimos que hacer una adaptación en la obra requerida y adaptamos el sistema para proveer tubos de 45 kgs.”, indicó.

Hasta el momento, la inversión realizada por la Provincia en este tipo de obras de montaje de la infraestructura necesaria para el suministro de gas fue de unos $18.000.000.

El año que viene, la distribución de garrafas se retomará en mayo con un cronograma similar. El relevamiento de beneficiarios se hará durante el verano.