En siete años, el Tren Patagónico transportó más de 215 mil pasajeros

251

En los últimos siete años, el Tren Patagónico demostró que sigue siendo una importante herramienta de integración y turismo, con fuerte identidad rionegrina.

Las cifras ratifican su imponente servicio y explican la inversión que realiza el Estado para sostenerlo.

“La importancia que tiene el tren para los poblados de la Región Sur se demuestran en la propia conformación de las localidades, que crecen a la vera de las vías. Toda la zona se articuló siguiendo el ritmo de ese tren que surca la estepa y une el mar con la cordillera”.

Desde 2012 a la fecha, el servicio del Tren Patagónico realizó 1.137 salidas. Transportó más de 215.000 pasajeros entre vecinos y turistas, realizó más de 266.700 encomiendas y trasladó 3.427 vehículos.

Además, el Tren Patagónico cumple con el servicio de transporte de la piedra caliza de Aguada Cecilio a la planta de ALPAT. En los últimos seis años, se movieron más de 2.000 formaciones con casi 2.000.000 de toneladas de este material.

“Además de su atractivo turístico, para muchas familias el tren es la única oportunidad de comunicarse, y muchas veces es el único medio de transporte que funciona cuando las nevadas o los temporales obligan a cerrar las rutas”, explicó Weretilneck.

Así ocurrió en julio de 2018 y 2019, cuando temporales de nieve sacaron de operación al aeropuerto de Bariloche y obligaron el cierre de las rutas 22 y 23. El Tren Patagónico siguió circulando y sus imágenes atravesando la gruesa capa de nieve recorrieron el mundo.

“Somos la única provincia que administra un tren. Y por eso el esfuerzo que hacemos junto a todo el personal y las inversiones para que esa formación funcione”, subrayó el Mandatario.

Para sostener y mejorar el servicio, el Gobierno Provincial realizó una fuerte inversión en los últimos años. Se adquirió un coche motor 0km marca Materfer, fabricado en Córdoba, con capacidad para 106 pasajeros.

Además, se compraron coches clase Turista, Primera y Pullmans de la empresa Ferrocentral y se reparó una locomotora Alco USA 8238, mediante convenio con Ferroexpreso Pampeano.

Se adquirió un equipo motogenerador cabinado para la usina que genera electricidad para los coches de pasajeros y un equipo encarrilador hidráulico que permite levantar y mover el tren con mayor velocidad y eficiencia al momento de un descarrilo.

También se compraron más de 8.000 durmientes para ser empleados en la reparación del ramal y se adquirió un camión Fiat Iveco, para el transporte de repuestos pesados.

Además se llevó el gas a las estaciones de Pilcaniyeu, Comallo, Sierra Colorada, Ramos Mexia, Clemente Onelli y Valcheta (con la instalación de calefactores, cocinas y termotanques nuevos) y se reparó la instalación en Viedma. También se realizaron obras de iluminación y la puesta en valor de las estaciones Ojos de Agua y  Cerro Mesa, en Río Chico.

“El Tren Patagónico no sólo sigue con vida. Sigue con sueños, y creciendo año a año”, resaltó Weretilneck.

La Trochita

Como si fuera poco, se recuperó el servicio de La Trochita, con una mirada especialmente turística que pone en valor los destinos de la Región Sur y amplía la actividad económica de la zona.

Para esto se repararon tres locomotoras a vapor, destinadas a la realización de servicios programados. Hoy se ofrecen dos opciones: el servicio turístico de Jacobacci a Ojos de Agua y los charters para extranjeros de Jacobacci a Río Chico.