En Río Negro cayó a un tercio la entrega histórica de viviendas

140
A pesar de la cantidad de viviendas en marcha, del Techo Digno todavía no se hizo ninguna entrega en Bariloche. (Foto: Marcelo Martínez)

Hay algunos planes propios en marcha, pero el mayor porcentaje corresponde al Techo Digno que recibió de Nación. Esas obras se retomaron, pero todavía no están en condiciones de ser adjudicadas. Muchas están casi listas, pero les faltan los servicios.

En dos años, Río Negro entregó medio millar de viviendas. Esta distribución es baja: sólo un tercio de la asignación promedio de la historia del IPPV.

Escaso y contradictorio número frente al insistente relato gubernamental de que la provincia construye “más de 3.000 unidades”. Esta afirmación es verídica, explicada en su ejecución demorada por el intrincado y complejo desenlace de las viviendas del Techo Digno, y el desfinanciamiento de los originales programas administrados por el IPPV.

Actualmente, este instituto construye 2.932 unidades, de las cuales, 78% corresponde a los planes Techo Digno, cedidos en el 2016 por los municipios, que la provincia asumió para su conclusión en un acuerdo con Nación. El restante 22% equivale a las unidades de dos planes del IPPV, también lanzados hace dos años atrás.

Así, la gran mayoría corresponden al Programa Techo Digno, asignadas a los municipios –entre el 2012 y 2015–, desfinanciadas con el recambio de la administración nacional y cedidas a la provincia para su conclusión. Emergió rápidamente, el problema de la financiación de la infraestructura, que se contemplaba en los esquemas iniciales. Al final, Nación y provincia acordaron que los recursos saldrían de un crédito de Interior por 615 millones, y esas construcciones se están cumpliendo.

Todas las viviendas “municipales”, asumidas por el IPPV, están pendientes de entrega, a pesar que muchas están casi concluidas, pero faltan infraestructuras y servicios. La cesión formal fue de 2.552 viviendas pero quedan 2.293 reales en ejecución tras descontar planes asignados previamente, como en Cervantes, Río Colorado y Choele Choel. Este acto, de julio del 2016, es simbólico, pues asistió el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, ocasión que Nación y la provincia iniciaron la cesión al IPPV de las viviendas iniciadas por los municipios. Este proceso derivó en la revelación de ciertas irregularidades en el manejo municipal de los fondos nacionales, con causas penales acumuladas y que recientemente pasaron a la Justicia provincial.

Aquel trámite posterior comprendió el tratamiento parlamentario para la ley N° 5127, autorizando al gobernador a las “acciones administrativas” ante Interior para “lograr la culminación” de esas viviendas “Techo Digno”, identificadas en un anexo, con 37 barrios y 2.936 unidades, repartidos en 14 municipios. Ese inicial número disminuyó, pues algunos municipios –como Roca y Sierra Grande– optaron para mantener la ejecución y finalizar sus viviendas.

El artículo dos de aquella norma habilita al IPPV para seguir con “las empresas que hayan sido adjudicadas de acuerdo al procedimiento de selección oportunamente concluido entre Nación y Municipio, todo ello sin perjuicio de las responsabilidades que pudieran surgir por los contratos extinguidos”.

Desde octubre del 2016, Río Negro entregó 501 viviendas, según un repaso de “Río Negro”, con una distribución en 15 municipios, desde 118 en Viedma y 73 en Cipolletti a las 16 en Roca (con planes Habitar) mientras en Bariloche no se entregó ninguna, a pesar que figura con 871 en construcción. Otras cesiones a familiares se registraron en Choele Choel, Godoy, Catriel, Maquinchao, Pilcaniyeu, Sierra Colorada, Chimpay, Luis Beltrán, Chichinales, Lamarque, Río Colorado y Cervantes.

La caída de la respuesta estatal es evidente con ese medio millar en dos años, es decir, unas 250 unidades anuales. El IPPV se creo el 16 de septiembre de 1958, es decir, la semana próxima tendrá 60 años y en su historia entregó más de 43 mil viviendas, lo cual, significa unas 717 unidades por año.

Dos representarían más de 1.434 y la efectiva entrega rondó el medio millar. Un tercio de la distribución histórica.

En cifras
37             barrios comprenden la totalidad de viviendas del plan Techo Digno que se
traspasaron a Río Negro.
2.936        casas son las que están en pleno proceso de culminación, aunque todavía
                ninguna pudo ser entregada.

“Ya no veremos más las típicas obras de Nación”

Weretilneck inaugurará este viernes viviendas en Jacobacci de “Techo Digno”. Primeras entregas de los planes cedidos por los municipios y finalizados por el IPPV.

“Todas están en marcha”, estimando que las “municipales” se terminarán –en su gran mayoría– antes de fin de año”. Acepta que –hasta ahora– las distribuciones se centraron en los planes del IPPV de 600 y 200 casas, lanzados en el primer y segundo semestre del 2016. Del primero, 141 fueron habitadas en cinco ciudades: Viedma, Beltran, Chimpay, Lamarque y Chichinales. Faltan concuir 490 aunque, en su mayoría, están casi finalizadas. De la tanda de 200 también está avanzada, con una inicial entrega de 20 viviendas en Viedma.

El gobernador admitió que concluidas estas construcciones nada será igual. “Ya no veremos más las típicas obras con recursos exclusivos de Nación. Las últimas tienen financiamientos de un 50% y de un 50%”, resaltó, en referente al aporte provincial. Dijo que el plan propio Camino a Casa será la única opción, con una estimación inicial de unos 1.000 millones para el año próximo, a partir de los recursos del Fonavi y del recupero del IPPV.

Nación, sin variación de precios

  • “Se certificó el avance de cada obra, esto fue aprobado por la Secretaría de la Vivienda y se firmaron nuevos contratos con el respaldo de una ley provincial que permitía continuar con las mismas empresas para no demorar más las obras”, dijo a “Río Negro” Jorge Barragán, titular del IPPV.
  • El funcionario señaló que en todas las ciudades donde se encontraba el plan Techo Digno “las obras están en marcha”.
  • Admitió un “poco de retraso. La provincia –agregó– tiene el valor actualizado con las empresas por el Decreto 1313 y Nación todavía no redeterminó los precios por lo que estamos asumiendo la diferencia”. El decreto rionegrino mencionado por Barragán data de 2014 y establece un sistema automático de actualización de precios para obra pública con fórmulas polinómicas que varían según el tipo de obra y que llevan a las contratistas a tener entre un 20 y 40% de reconocimiento de variación de precio desde el inicio de las obras hasta la culminación.
  • El primer plan a entregar es el de Jacobacci.

En Bariloche están casi listas, en Roca todavía en los cimientos

Bariloche tiene en construcción 871 viviendas y Roca registra cimientos por 231. Ambos pertenecían originalmente al Plan Techo Digno, con firmas con cada municipio. El de Bariloche cedió sus planes al IPPV para conclusión, y la gestión de Martín Soria rechazó esa posibilidad.

Hay sí una coincidencia actual. Bariloche no registra ninguna entrega habitacional estatal en en los últimos dos años. Y el municipio de Roca no avanzó en su plan mientras la provincia –por sí– sólo repartió 16 unidades (en tres actos, del plan Habitar).

Bariloche suma 871 viviendas en ejecución del Plan Techo Digno, concentrando así el 38% de las viviendas cedidas por los municipios. Se trata de nueve barrios, repartidos en dos empresas. La situación es dispar. Este diario recorrió los planes en construcción en el sector denominado Altos del Este (Esandi y Circunvalación) y el barrio El Frutillar, donde se evidencian casas terminadas o muy avanzadas, y algunas que sólo tienen la platea. Los datos técnicos del IPPV marcan niveles de ejecución desde el 97% al 7%. En marzo del 2015, Roca firmó contratos con la empresa Mocciola por las 231 viviendas, con fondos de Nación. Como los otros convenios de municipios con ese Techo Digno, el cambio de gobierno nacional complicó todo financiamiento. En el 2016, Soria no aceptó transferir esa finalización al IPPV y prefirió mantener la construcción. (Rio Negro)