Elle Van Tok, una marca de ropa interior para mujeres que quieren marcar la diferencia

799

Maru Arabehety habla con facilidad del emprendimiento que creó hace cuatro años en su Buenos Aires natal, pero hay algo que resalta siempre, casi sin querer, entre líneas. Elle Van Tok tiene estilo propio, único y como tal, es buscada y elegida por mujeres que quieren marcar la diferencia.

Eso lo impulsó a diseñar ropa interior, aunque también exterior, pero más allá del diseño, el emprendurismo y la venta, Maru buscó algo con lo que pudiera generar un impacto en la sociedad, que tuviera una filosofía, una base y que mantuviera siempre los tres pilares que definen a la marca: coherencia, consistencia y consciencia.

41723183_1669908219804129_3661823244656181248_n

Así surgió de a poco un emprendimiento que en principio se vendía en Buenos Aires, pero luego y a través de internet, comenzó a llegar a distintos puntos del país. Hace un año y medio, Maru se mudó a Bariloche. “Me adapté rápidamente porque para mí, estar mal acá es imposible. Por donde mires tenés un paisaje hermoso que te saca adelante”, resumió en diálogo con Económicas Bariloche.

Así fue como a los pocos días de haberse instalado en la ciudad de los lagos, también lo hizo la marca, que tiene el Showroom ubicado en la zona del oeste, calle Del Arroyo 15638. Elle Van Tok fue creada, pensada y diseñada por y para la mujer empoderada. Tiene como tal, objetivos claros y definidos y uno de ellos es crear trabajo sustentable y digno. Así, trabajan con una cooperativa de mujeres que “aunque no pueden vivir 100% de esto, queremos que en un futuro sea así”, destacó la joven fundadora de la línea.

44277335_1710298129098471_1762517208044404736_n

“Tenemos una visión de triple impacto”, detalló Maru y con esto se refiere a la filosofía con la que nació Elle Van Tok: impacto social, económico y ambiental. Para ello, todos los diseños son pensados en talles inclusivos. “Están pensados sin género binario, sin edad estipulada y no cobramos de más por talles grandes”, reza su presentación en la web.

En la parte del impacto económico, Elle Van Tok elige trabajar con mujeres en situación de vulnerabilidad social, para “lograr que se inserten en el mundo laboral, económico social y político”. En esto también se destaca el concepto de “comercio justo” mediante el cual intentan fomentar el trabajo digno y la paga acorde al mismo, para “fomentar el laburo transparente y la industria nacional”, destacó Maru.

Por último, en cuanto al impacto ambiental, en Elle Van Tok apuntan a generar el menor desperdicio posible. “Trabajamos reduciendo los desperdicios, reutilizando retazos en nuevas prendas o accesorios, nuestro packaging es reciclado y nuestras etiquetas plantables, dando vida en forma de flores”, explican.

36714143_1567515560043396_1865224732383641600_n

Atrás de Elle Van Tok hay además, dos mujeres que trabajan a la par de Maru: Francesca Gnecchi y Brenda D’Ercole. Juntas diseñan, venden y publicitan sus productos, pero siempre con la misma visión y línea filosófica.

Las campañas publicitarias tienen una estética que distingue a la marca y además, están protagonizadas por mujeres que en su mayoría no son modelos profesionales ni están ligadas al mundo de la moda. “Queremos que las mujeres aprendan a valorarse tal cual son, la sororidad es nuestra filosofía”, manifiestan en su presentación.

Elle Van Tok tiene una fuerte presencia en las redes sociales. En Facebook e Instagram y su página web apuestan a las fotografías con las modelos que siempre varían, y de las cuales narran además, una breve descripción, para mostrar que no solo se trata de un cuerpo que muestra una ropa, sino que hay mujeres reales con valores, vidas e historias que contar. (Económicas Bariloche)