El satélite argentino SAOCOM 1A, ya esta en órbita

170

Este domingo 7/10 a las 23.21hs, el lanzador reutilizable Falcon 9 Block 5, de la firma SpaceX, puso en órbita el módulo argentino, que llevó más de una década de trabajo.

La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) realizó el despegue desde la Base Vandenberg en California, Estados Unidos.

La nueva joya espacial argentina que permitirá anticipar inundaciones y sequías, entre otros múltiples usos, fue lanzado anoche a las 23.21 desde la Base Vandenberg, en Santa Bárbara, California, Estados Unidos.

Los satélites SAOCOM (el 1B será lanzado el año próximo) fueron especialmentediseñados para aportar datos únicos para el aumento de la productividad y la competitividad; generar mapas de humedad del suelo diariamente, con resolución espacial y área de cobertura disponibles por primera vez en Argentina y en el mundo.

Con tres toneladas de peso y una antena radar de 10 metros de largo el nuevo satélite de observación SAOCOM 1A de la CONAE construido con organismos y empresas nacionales, producirá principalmente imágenes para el agro y gestión de emergencias hídricas y vigilancia en el mar argentino.

Con los satélites de observación SAOCOM1-A y 1-B (actualmente en construcción), Argentina completará el Sistema Ítalo-Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE), formado por convenio entre la CONAE y la Agencia Espacial Italiana (ASI), que ya posee 4 satélites en órbita.

Sobre el SAOCOM 1A

La Misión SAOCOM 1A se propone atender las necesidades de información de los sectores socio productivos considerados en el Plan Espacial Nacional, e integrar en forma operacional el Sistema Ítalo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE), resultado de la cooperación vigente entre las agencias espaciales de Argentina CONAE y de Italia ASI.

Entre las múltiples aplicaciones asociadas a la información que producirá el SAOCOM 1A, se destacan:

• Gestión de Emergencias: identificar zonas en riesgo de inundación y dar alertas tempranas, detectar suelos muy secos con riesgo de incendios.

• Agroindustria: generar mapas de humedad del suelo diariamente, producir mapas de riesgo de enfermedades de cultivos y evaluar escenarios para la toma de decisiones de siembra y fertilización.

• Medioambiente: conocer la cantidad de agua disponible en nieve húmeda para riego, obtener mapas de desplazamiento de glaciares, mapas de desplazamiento del terreno y mapas de pendientes y alturas, entre otras aplicaciones.