El Merval bajo presión por rotación de carteras

Por Adrian Arano (*)

Los movimientos en el mercado argentino fueron a la baja durante la semana que inició el 29 de noviembre a causa de una rotación de carteras por parte de los fondos institucionales. El índice Merval registró una caída semanal de 1,29% debido a un aumento en la aversión al riesgo luego de que los inversores priorizaron la cobertura de sus portafolios y optaron por invertir en activos de refugio. En este marco, el dólar se siguió fortaleciendo frente al resto de las monedas mundiales.

Los inversores locales mantuvieron la cautela en el mercado bursátil a la espera de algún driver que movilice las bolsas internacionales, tomando posiciones de cobertura mientras aguardan una señal macro que les permita volver a invertir en activos de riesgo. No es sólo la debilidad de la economía argentina la que le hace replantear a los operadores las estrategias a seguir de cara a lo que resta del año y mientras proyectan sus inversiones con miras al primer semestre de 2017.

El dólar se sigue encareciendo como consecuencia del efecto Trump y el Gobierno deberá empezar a analizar nuevas alternativas para continuar financiando sus políticas ante este nuevo contexto que presenta un mayor costo financiero. Al mismo tiempo, el ansiado repunte de la económica de nuestro país no se vislumbra en el segundo trimestre y las inversiones se siguen haciendo esperar para contrariar las aspiraciones de la Administración de Cambiemos.

Por su parte, los últimos informes privados indican que las expectativas de inflación anual se ubican ligeramente por encima del 20%, superando por un estrecho margen la línea que se había propuesto el Banco Central como objetivo a lograr mediante políticas antinflacionarias que impulsó desde su llegada la gestión conducida por Federico Sturzenegger. Asimismo, sondeos que emitieron algunos especialistas económicos prevén que la actividad económica del país podría terminar el año con una contracción en torno al 2,3%, aunque los mismos expertos esperan que en el transcurso del año próximo se produzca una ligera reactivación.

Analizando el grueso de esta información y, teniendo en cuenta que los indicadores de producción industrial y construcción registraron fuertes bajas en octubre, la entidad monetaria decidió recortar la tasa de las Lebac a 35 días en 50 puntos básicos que dejó su marca en 24,75% anual, fijando de esta manera el menor nivel de retorno para las colocaciones en pesos en el corriente año.  .

Por su parte, el mercado está tomando nota de la fragilidad que muestran distintas variables económicas y busca identificar activos de refugio que le faciliten el rearmado de sus carteras de inversión, a veces mirando horizontes que se encuentran alejados de nuestras fronteras y que por ser parte del selecto grupo de economías súper desarrolladas ofrecen rendimientos superiores. El escenario que se acaba de describir juega en contra de las inversiones en activos de riesgo como la renta variable de los emergentes, más aún si se tiene en cuenta que los fondos inversores deben procurar la protección de sus clientes a través de estrategias conservadoras que permitan blindar sus portafolios financieros.

Si nos enfocamos en el mediano plazo se debe seguir con atención el comportamiento que muestra la cartera proyectada del Instituto Argentino de Mercado de Capitales, dado que al 25 de noviembre mostraba una proyección de cuatro potenciales acciones con aspiraciones de ingresar al índice Merval en el primer trimestre. Caputo, Petrobras, Petrolera del Cono Sur y Transportadora de Gas del Sur son las empresas que pasarían a formar parte del principal referente bursátil local a partir del siguiente año si se mantiene la operatoria exhibida recientemente por estos papeles, situación que podría presentar interesantes oportunidades de compra ante la exigencia que tienen algunos fondos para tomar posiciones en activos que conformen este indicador.

En la semana, los mejores rendimientos bursátiles aparecieron en las empresas petroleras, luego de que los miembros de la OPEP, en conjunto con países como Rusia que no forman parte de esta organización, lograron convenir la reducción en la producción de petróleo con el propósito de apuntalar el precio del crudo. Por consiguiente, la demanda de acciones en el mercado argentino de empresas dependientes de este commoditie creció de forma exponencial tras conocerse esa noticia, lo que se tradujo en un alza semanal de 11,23% en la cotización de Tenaris y 6,36% en el caso de Petrobras Brasil, cuyos rendimientos se destacaron por encima del resto de las cotizantes en una semana donde se detectó un claro predominio de la cautela por parte de los inversores.

Panel de Tenaris del 4-12-2016.
                                                 Panel de Tenaris al 4-12-2016.

No obstante, en estas últimas dos semanas hemos observado que los operadores están muy expectantes de lo que suceda a mediados de diciembre con la decisión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, por lo que se descuenta un exceso de volatilidad en las jornadas intradiarias previas a la reunión de la Fed. Dado esto, se podría esperar que continúe la dolarización de carteras hasta tanto no se conozca el resultado definitivo de la reunión y, en su defecto, si los criterios que esgrime la autoridad monetaria para sustentar su decisión no coinciden con las expectativas que manejan de antemano los inversores sobre el crecimiento de la economía estadounidense.

En el mercado de renta fija, los bonos largos en dólares encabezan la lista de los títulos públicos más castigados como resultado del efecto Trump, a pesar de que el peso argentino se devaluó 2,6% en la semana, mostrando un comportamiento semejante al que experimentaron las monedas de sus pares emergentes. De todas maneras, los operadores cambiarios especulan con un tipo de cambio estable en el último mes del año, ya que comienza la liquidación de divisas producto de la cosecha fina y se anticipa un crecimiento de 30% en la exportación de trigo respecto al año previo.

Para finalizar, podemos concluir que los inversores con mayor apetito por el riesgo deberán esperar que las manos fuertes decidan volver a posicionarse en activos locales una vez que sientan que empieza a esclarecer el panorama macroeconómico, situación que podría servir para promover una renovada operatoria bursátil que actúe en contraste de la actual apatía que sufre La Bolsa argentina en vísperas de convertirse en un mercado emergente. (Económicas Bariloche)

 

(*) Este informe es proporcionado por Adrián Arano  – Asesor Financiero Certificado – para ser publicado por Económicas Bariloche. La información que contiene dicho informe es emitida a efectos meramente informativo y no representa ninguna sugerencia o recomendación de compraventa, no haciéndose responsable ninguna de las dos partes por el uso que los lectores puedan hacer del mismo. Todos los derechos reservados. Para mayor información podes comunicarte a aranoadrian@gmail.com o al teléfono 0294-463-9630