El boom del growler no para: inauguró un nuevo punto de recarga en el Alto

724

La cerveza es ya protagonista indiscutida de Bariloche, de eso no caben dudas. Los bares, cervecerías y productores se multiplican, pero también lo hacen los puntos de recarga de growlers, los clásicos envases que ya son parte de cada casa barilochense. Ahora, el Alto sumó otro local donde poder elegir buena birra artesanal y a buenos precios: El Botellón.

El local abrió el domingo 25 y está ubicado fuera del circuito céntrico de la ciudad. Se encuentra en Beschtedt 1985, casi 2 de Agosto. “El lugar estuvo pensado desde un principio porque queríamos apuntar exclusivamente a los barilochenses que muchas veces no pueden o no tienen ganas de ir hasta el centro a buscar cerveza”, indicó Cristian a Económicas Bariloche.

WhatsApp Image 2018-11-29 at 18.31.31

El proyecto surgió como una idea entre amigos que hace años buscaba empezar con algo propio. Cristian, Ezequiel, Rosario y Tania comenzaron primero con la idea de un comercio dedicado a los vinos pero “con el boom de la cerveza, decidimos apostar por esto”, indicó el flamante comerciante.

El Botellón cuenta ahora con cuatro marcas reconocidas de cerveza como lo son Lowther, Blest, Nonick y Wesley, aunque esperan ampliar la oferta e incluir a pequeños productores cerveceros que “muchas veces no tienen tanta difusión y hacen excelentes birras”, manifestó.

El lugar fue armado íntegramente por los jóvenes que llevan adelante el proyecto y a pesar de haber abierto hace menos de una semana, Cristian contó que la respuesta de la gente fue excelente. “Ya tenemos clientes que vienen todos los días, los vecinos están muy contentos”, señaló.

WhatsApp Image 2018-11-29 at 18.30.49

El Botellón se encuentra abierto todos los días de 18 a 23, y es atendido por los propios dueños, que además, tienen sus respectivos trabajos durante el resto de la jornada. Uno de los objetivos de los emprendedores es lograr incorporar vinos también a la oferta de bebidas, aunque todavía no definieron cuándo.

Así, el Alto barilochense suma otra opción comercial que fue bienvenida, especialmente por los amantes de la cerveza, que se multiplican así como las variedades y marcas. (Económicas Bariloche)