Disminuyó el déficit de divisas del turismo internacional

89

El singular aumento del tipo de cambio en entre fines de febrero de 2018 e igual mes de 2019 fue determinante para que se afianzara la contracción del abultado déficit de divisas provocado por el turismo internacional, como consecuencia de un casi crónico saldo negativo entre la entrada de extranjeros y la salida al exterior de residentes en el país.

La Encuesta de Turismo Internacional del Indec registró en febrero el octavo mes consecutivo de aumento de la llegada de extranjeros al país, en su mayor parte con fines de diversión y esparcimiento, mientras que, por el contrario, se contrajo por noveno mes seguido la salida de residentes.

Claramente, la fuerte corrección del tipo de cambio respecto de un año antes, a una tasa muy superior al de la tasa de inflación, determinó que la capacidad de compra de los extranjeros se viera potenciada; mientras que por el contrario, la devaluación del peso, junto a la contracción de la actividad económica, afectó el ingreso real de los residentes y más aún su poder de gasto en el exterior.

El relevamiento conjunto del Indec y de la Secretaría de Turismo arrojó para el segundo mes del año un aumento de 18,8% de la entrada de extranjeros; mientras que las salida de residentes disminuyó 15,7%. En cantidades, el saldo del mes volvió a resultar negativo, como consecuencia de ingreso de 232,8 miles de viajeros que habitan en el resto del mundo, mientras que los locales que salieron de los aeropuertos internacionales sumaron 408,3 miles de personas.

Se trató de un saldo negativo que se redujo en más de 113 mil personas en comparación con el año anterior, cuando el dólar atrasado, según el consenso de los economistas, y el punto máximo del ciclo de la actividad económica doméstica impulsaron el turismo emisivo, mientras que no favoreció el ingreso de extranjeros con fines de esparcimiento.

El primer bimestre cerró con un recorte del saldo negativo entre ingresos y egresos de 56,7%, como consecuencia del incremento del 22,8% de las entradas, a 572 mil personas, y caída en 18% de las salidas de residentes, a 785 mil viajeros.

En línea con esos movimientos, el balance cambiario del Banco Central de febrero último dio cuenta de una drástica disminución del déficit de divisas provocado por el turismo internacional, desde el equivalente a mas USD 12.000 millones en febrero de 2018 a menos de USD 6.000 millones un año después.

La autoridad monetaria registró ingresos por paquetes turísticos internacionales y venta de divisas de los extranjeros de USD 208,8 millones, mientras que las salidas por parte de residentes sumaron USD 676,5 millones.

El bimestre concluyó con un saldo negativo de USD 1.118,6 millones, inferior al déficit de USD 2.368,9 millones de igual período del año anterior. (infobae)