Decoración de tortas con arte de azúcar, una novedosa propuesta en Bariloche

316

El local de Alice Holdher invita a soñar con nuevas formas de decorar una torta. Donde antes había crema y quizás alguna figura comprada en un cotillón, ella llena con sus obras de arte realizadas en una pasta de azúcar que le dan un realismo a las tortas, difícil de ver en otro lado.

Abrió sus puertas hace tres días en Bariloche, pero Alicia cuenta con casi tres décadas de trabajo denodado y detallista. Todo empezó cuando no era más que una adolescente que ingresó a la Escuela de Bellas Artes pero descubrió que no era lo que buscaba. Así, decidió emprender con el arte otro camino que también la apasionaba: la gastronomía.

“Como esto se hace con una pasta que yo misma fabrico con azúcar impalpable, no podía hacer otra cosa que no sea repostería”, indicó en diálogo con Económicas Bariloche. Así comenzó de a poco en su ciudad natal, La Plata, donde por 24 años tuvo su propio comercio con el que realizó tortas para cada ocasión especial de familias enteras.

alice 2

Las ganas de buscar nuevos caminos la trajo a vivir a Bariloche hace poco más de 15 meses. “No vine con la idea de seguir con un local acá, pero cuando descubrí que había un gran circuito comercial por fuera del turismo, me entusiasmé”, manifestó.

Alicia se describe como una gran amante del arte, de las esculturas pero también, de la arquitectura y la ingeniería. “Alice Holdher” es entonces, una combinación de todas sus pasiones, a las que les dedicó su vida por completo.

Tras muchos laberintos burocráticos, “que en La Plata no hay y los aprendí acá”, dice entre risas, logró abrir su local, para lo cual contó con la ayuda de Rosario Fertonani y Silvina Castañeda para agilizar los trámites, pero luego, se las ingenió sola hasta para remodelar el lugar, en el que supo haber un kiosco.

alice 1

“Con algunos videos tutoriales y consejos de los ferreteros, logré levantar hasta las paredes de durlock yo sola”, relató no sin antes reírse de sus aventuras en la Patagonia. Así transformó el local en una especie de boutique adornada por maravillosas tortas de utilería decoradas con sus increíbles diseños.

“Esa está inspirada en una pareja de alemanes que viven en Península San Pedro, amantes de las flores”, dijo mientras señalaba una obra de arte que parecía casi de cerámica, con una paleta de colores perfecta que hacía creer que hasta las flores eran reales.

Para realizar las tortas, Alicia trabaja a pedido con una anticipación mínima de 4 días. Si bien mucha gente concurre con un diseño específico, hay quienes le dan indicios de lo que les gusta y dejan a su libre y proliferante imaginación, el resto.

Tanto los sabores de los bizcochuelos como los rellenos, los elige el cliente y los realiza Alicia personalmente. “Disfruto mucho de comer y quiero que lo que venda, sea de calidad, rico, que se disfrute”, sostuvo.

Así, realiza una torta rellena sobre la que va el arte elaborado en pasta de azúcar. “La gente no come las figuras, las guardan de recuerdo, de adorno o para utilizarlas otra vez”, detalló. Para Alicia, el secreto es que todos puedan disfrutar de una pieza que resulta una obra de arte comestible,  “tengo precios accesibles, me gusta que la gente se sorprenda”, señaló.

alice

El comercio está ubicado sobre Gallardo 655 pero además se pueden apreciar los increíbles trabajos de Alicia en las redes sociales como Facebook e Instagram. “Abrí el local porque la gente necesita ver de qué se trata. Muchas personas pasan por afuera y se quedan mirando sin entender que son tortas”, dijo con una sonrisa.

Es que la perfección de los trabajos hace pensar verdaderamente que se trata de esculturas y no de piezas de azúcar que irán sobre una torta. Lo cierto es que Alicia parece haber llegado a Bariloche con ganas de revolucionar la decoración de tortas como lo hizo durante 24 años en La Plata. (Económicas Bariloche)