Comenzó la entrega de la tarjeta Alimentar

Este lunes se comenzó a entregar las tarjetas Alimentar en el Gimnasio Municipal N° 3 “Alberto Icare”. El beneficio forma parte del Plan Argentina contra el Hambre, y busca que todos los argentinos puedan acceder a una canasta básica alimentaria de calidad.

En un trabajo en conjunto entre Nación, Provincia y Municipio, en Bariloche son 2766 los beneficiarios que recibirán las tarjetas, y la selección fue llevada adelante por ANSES y el Ministerio de Desarrollo Social.

Son beneficiarios las madres y padres con hijos de hasta 6 años,  que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH), embarazadas a partir de los 3 meses que cobran la Asignación por Embarazo y personas con discapacidad que reciben la AUH.

Es importante mencionar que la tarjeta tiene un monto de entre 4 mil y 6 mil pesos dependiendo de la cantidad de hijos a cargo. Permite comprar todo tipo de alimentos, a excepción de bebidas alcohólicas y su recarga es mensual. La tarjeta no puede ser retenida ni cobrarse comisiones o adicionales.

¿Cómo se desarrolla el operativo?

Juan Pablo Ferrari, secretario de Desarrollo Social, Cultural y Deportivo del Municipio estuvo presente durante la jornada y destacó que “se trabajó articuladamente” con Provincia y Nación.

Quienes hayan sido citados al Gimnasio N° 3 (Bailey Willis y Santiago de Chile) para retirar la tarjeta, se encontrarán con un circuito que comienza con la etapa de “admisión” por parte de la ANSES. Luego, se deben dirigir al sector del Banco Nación, donde se entregan las tarjetas  y se les enseña a los beneficiarios sobre cómo utilizarla, en función de orientar las compras hacia los productos que van a favorecer el sano desarrollo de sus hijos.

Por último, está la etapa de Capacitación y Educación Alimentaria y Nutricional. También participa el Hospital Zonal con vacunaciones, y charlas de prevención e higiene.

“Se aportó toda la logística, y personal de Promoción Social está trabajando tanto para recibir a la gente como para hacer la atención previa al sector de bancos”, continuó Ferrari. Y contó que “también se aportó una nutricionista que es la que da las charlas post bancarias.