Combatientes de Incendios Forestales celebran su día

Desde 1999, cada 4 de mayo, se conmemora el Día Internacional del Combatiente de Incendios Forestales. La fecha, propicia para recordar la vital importancia de la tarea que llevan adelante los brigadistas, así como a quienes han sufrido accidentes, e incluso han perdido la vida, desempeñando su labor en la lucha contra el fuego, fue establecida a partir de un incendio ocurrido en Canadá en diciembre de 1998 donde fallecieron cinco combatientes de una brigada forestal. Coincide, además, con la celebración del Día de San Florián, considerado Santo Patrono de los Combatientes.

Desde el Parque Nacional Nahuel Huapi saludaron a quienes arriesgan su vida para enfrentar este tipo de situaciones.
“El Parque Nacional Nahuel Huapi saluda a los combatientes de incendios forestales en su día; destacando su accionar, compromiso y dedicación a la hora de enfrentar diferentes situaciones de emergencia”, expresaron.
Su tarea no sólo está relacionada al combate de los incendios forestales; “también participan frente a todo tipo de contingencias como la búsqueda y rescate de personas extraviadas, aspectos de comunicación, logística, asistencia social, accidentes, catástrofes naturales y en estos momentos abocados a la emergencia sanitaria por coronavirus COVID 19”, enfatizaron.
En esta fecha se recuerda lo ocurrido un 4 de mayo de 1998 en un incendio producido en un bosque en la zona de Linton, Canadá, que ocasionó la muerte de cinco personas que trabajaban para extinguirlo.
A partir de ese trágico acontecimiento, se busca recordar y mostrar respeto a los familiares de quienes perdieron la vida, pero además como agradecimiento a todas aquellas personas que participan en brigadas forestales y arriesgan su vida en cada incendio de bosques o campos del mundo.
La tragedia ocurrida en Linton no fue un hecho aislado, por el contrario, se suma a otros incidentes en los que combatientes han perdido la vida o resultado gravemente dañados. El uso de una cinta roja por parte de personas que integran brigadas forestales funciona como gesto simbólico que muestra respeto y hace presente el carácter de riesgo que presenta el trabajo de los combatientes forestales. (Bariloche Opina)