Bariloche tuvo ingresos por más de $700 millones en Carnaval

La afluencia de turistas el fin de semana largo superó las expectativas. Las autoridades señalan que el gasto en las playas no genera el mismo valor agregado que en la cordillera.

Aunque todavía no está listo el informe final, el gobierno rionegrino estimó que el gasto turístico en Bariloche durante el fin de semana largo de carnaval superó los 700 millones de pesos, distribuido entre contrataciones de alojamiento, gastronomía, excursiones y otros servicios.

En una primera evaluación el ministerio de Turismo había indicado que el movimiento económico general en toda la provincia durante el carnaval había sido de 1.200 millones de pesos. Ayer el secretario de Turismo, Marcelo Mancini, calculó ante una consulta de este medio que el 60% de ese total se concentró en Bariloche.

Dijo que el observatorio de turismo de Río Negro aun no tiene las cifras definitivas, pero al cotejar los niveles de ocupación (Bariloche superó el 80%), el número de plazas ofrecidas, la estadía y el gasto promedio, se puede inferir que la inyección de recursos en esta ciudad en solo cuatro días rondó los 720 millones de pesos.

En otro informe emitido a finales de de enero el observatorio daba cuenta que en ese mes habían ingresado a la ciudad 115.000 personas, con una estadía promedio de 5 días y un gasto de 5.800 pesos diarios por persona. De lo cual se deduce que a la economía local ingresaron por turismo a lo largo de enero unos 3.300 millones de pesos.

Mancini subrayó que el gasto promedio de cada visitante es más alto en la zona cordillerana que en Las Grutas y la zona atlántica en general, donde la ocupación del último fin de semana llegó al 100%.

Según el funcionario, la comparación de todos modos “no puede ser lineal”, porque el gasto turístico global en las playas atlánticas “no genera el mismo valor agregado que en Bariloche”.

Explicó que “los modelos de desarrollo condicionan fuertemente” y tanto en Bariloche como en El Bolsón el dinero producido por el turismo “recircula fuertemente”, porque las empresas hoteleras y prestadores en general tienen arraigo en la ciudad. Mientras que “en Las Grutas se da que los propietarios de muchos establecimientos alojativos son del Alto Valle”, de modo que el dinero facturado por esos servicios no queda en el balneario.

Mancini dijo que esa observación “es importante a la hora de hablar de ingreso turístico, porque no importa solo la cifra en crudo, sino el valor agregado que deja”.

Señaló que desde Turismo de la provincia se proponen trabajar en el mediano plazo para “promover mayores niveles de reinversión” en Las Grutas, El Cóndor y los destinos de playa. Dijo que es una política que no va a dar resultado inmediato y que requiere “en cierto modo un cambio cultural, y un compromiso de los actores”.

Metas superadas

Mancini dijo que la afluencia de turistas en el último fin de semana largo “superó todas las expectativas”. Lo mismo señaló el presidente de la Cámara de Turismo provincial, Néstor Denoya, al recordar que “en noviembre se hablaba como un número realista llegar al 40 ó 50% de ocupación”, pero los arribos registrados el último fin de semana estuvieron “muy por arriba” de cualquier estimación optimista.

Sobre la “circulación” del dinero que genera el turismo coincidió en que Bariloche tiene una tasa de reinversión difícil de encontrar en la zona Atlántica. “Es algo que se ve desde hace mucho tiempo y no creo que sea fácil de cambiar -opinó-. Salvo con políticas de estímulo muy activas de tipo tributario”.

Denoya dijo que los cambios que impuso la pandemia obligan a reevaluar muchas cosas y consideró que la recuperación del turismo no se consolidará hasta que haya vacunación masiva. Una alta tasa de inmunización permitirá incorporar a un público que hasta ahora se abstuvo de viajar por temor, entre ellos los de mayor edad.

“También nos va a permitir la recuperación de cosas que están faltando, de espectáculos públicos, por ejemplo. Con la vacuna la gente se va a mezclar de otra manera. Porque el turismo también es encuentro, es intercambio cultural”, argumentó.

Mancini dijo que “hay que rediscutir todo” y de allí surgirán ofertas y servicios distintos, entre los que mencionó las estadías más prolongadas, que ya comenzaron a verse, favorecidas por el auge del teletrabajo. Desde su mirada, la “habitación/noche” como unidad de venta va a quedar como una “estrategia débil” y en Las Grutas, por ejemplo, aparecen de a poco las ofertas por mes completo de alojamiento”.

Señaló que ese tipo de viajero, que combina ocio y trabajo “es un segmento que puede llenar el vacío que deja el turista clásico”. (Diario Río Negro)