Arte y parte, el nuevo espacio artístico que tendrá cursos y carreras oficiales

La idea comenzó como un sueño de Perla Gleichgerorcht hace muchísimos años, pero finalmente, hace un buen tiempo comenzó a convertirse en realidad. Primero, dio con el lugar, luego comenzó con la infinidad de trámites que supone habilitar un espacio educativo, y dentro de pocas semanas, espera poder abrir las puertas de Arte y Parte, un instituto artístico donde los barilochenses podrán estudiar carreras o cursos vinculados al mundo cultural.

Perla, cantante hace 40 años y profesora hace más de 20, sabe con conocimiento de causa que en la ciudad, la oferta artística no abunda, especialmente para aquellos que quieren profesionalizarse. “Siempre quise tener un instituto porque me molestaba ver que los chicos que quizás hacían cursos y se capacitaban, luego tenían que ir a estudiar afuera porque acá no tenían la posibilidad”, contó en diálogo con Económicas Bariloche.

Así fue como comenzó a concretar su anhelo y para ello dio con el lugar ideal: la casa “La Gloria”, ubicada sobre avenida Bustillo 1,300 que cuenta de por sí, con una historia vinculada desde su construcción, al arte y la cultura.

“El espacio es hermoso y vuelve a estar ligado al arte. Fue de un pintor y escultor rosarino que llegó y se instaló en la ciudad”, contó la cantante. A lo largo de los años, la casa pasó por todos los rubros y desde marzo, está siendo refaccionada y acondicionada para albergar a los numerosos artistas que estudiarán allí.

En Arte y Parte se dictarán tres carreras con título provincial: profesorado de canto, profesorado de guitarra y profesorado de piano. Según explicó Perla, serán de tres años de duración, cada una de dos cuatrimestres y ocho materias anuales.

Además del proceso de hallazgo y reacondicionamiento del lugar, una de las cosas que más trabajo demandó también, fue poder obtener el visto bueno a la modernización de los planes de estudio. “Me parecía imprescindible aggiornar las carreras, sacar materias innecesarias para la época y agregar otras muy importantes como Software, Ensambles o afines”, detalló.

“Un mundo sin arte no existe”, afirmó rotundamente Perla y en este sentido señaló la importancia de ofrecer a la ciudad, un espacio donde aprender, perfeccionarse y disfrutar. “También habrá cursos, porque no todo el mundo quiere estudiar una carrera. Si querés aprender algún instrumento o alguna danza, habrá propuestas destinadas para todos los gustos”, señaló.

Los aranceles aún no están definidos pero el objetivo de Perla es que sean accesibles. “Si bien es un emprendimiento privado, no quiero convertirlo en algo elitista a lo que solo puedan llegar algunas personas”, enfatizó.

Está previsto brindar clases con un sistema similar al que hay actualmente en las escuelas de todos los niveles de la provincia: burbujas separadas que mezclarán la presencialidad con la virtualidad, para poder mantener los protocolos y brindar conocimientos de forma segura para todos. “Va a haber cinco alumnos por aula y el resto por zoom y se irá alternando semana a semana”, informó.

Una de las particularidades de la propuesta que inicia es que no se requerirán conocimientos previos a la hora de inscribirse a las carreras. “Para acceder a los conservatorios o institutos te suelen pedir un nivel alto de conocimiento y pasar un examen eliminatorio, pero yo siempre pensé ¿por qué tengo que saber si vengo a aprender?”, sostuvo Perla.

La cantante y flamante referente del nuevo instituto planea abrir las puertas e iniciar el cuatrimestre de estudios en agosto, aunque todavía restan algunos trabajos y definiciones para brindar una fecha más precisa. Lo cierto es, que dentro de muy poco, Bariloche ampliará su oferta educativa. (Económicas Bariloche)