Se viene el Arsat-3: negocio para Invap de US$ 150 M

4318
Embalaje del Arsat-2 para su envío a Guayana Francesa.

La empresa nacional Arsat inició la revisión del proyecto de construcción y lanzamiento del satélite Arsat-3 y prevé anunciar en los primeros días de julio su puesta en marcha, lo que significaría para Invap –principal contratista- un negocio de unos 150 millones de dólares, según informaron a Económicas Bariloche fuentes del gobierno nacional.

Luego del éxito del Arsat-1 y Arsat-2, que ya están funcionando a pleno con sus servicios de telecomunicaciones, Arsat suspendió el proyecto del Arsat-3 a principios del año pasado para completar el plan de negocios y corregir algunos aspectos de los dos primeros, al tiempo que busca redefinir el futuro del tercero.

Los nuevos administradores de Arsat establecieron que el trabajo principal de redefinición y comercialización de servicios debía hacerse con el Arsat-2, que cubre un amplio territorio de todo el continente americano y en especial apunta a vender servicios en Estados Unidos.

Le dieron más solidez al plan de negocios y fortalecieron la comercialización del Arsat-2, y tomaron el plan de negocios del Arsat-3 para revisarlo a fondo, y darle un nuevo impulso a la misión.

El desarrollo del sector, que lleva ya 15 años, y este perfil más comercial le permitió al país figurar en el informe de la consultora especializada Euroconsult, un compendio indispensable en la industria satelital mundial, donde sólo figura el puñado de países y empresas –menos de 10 en cada caso- que integran satélites y manejan una misión espacial de principio a fin.

En principio Arsat prepara el anuncio del Arsat-3 para el próximo primero de julio, que irá acompañado de información sobre la venta de servicios del Arsat-2.

Además, el desarrollo de los dos primeros satélites geoestacionarios implica un fuerte abaratamiento para este nuevo proyecto, en función de que el desarrollo de ingeniería es el mismo: el Arsat-1 demandó una inversión completa –construcción, pruebas, traslado a Guyana Francesa y lanzamiento- de 280 millones de dólares; mientras el Arsat-3 se reducirá a 230 millones de dólares.

Al igual que los dos primeros (y los cuatro satélites de observación de la Tierra de la serie SAC), el Arsat-3 será construido completamente por la empresa estatal rionegrina Invap en Bariloche, y luego probado en el mismo lugar por la empresa Ceatsa, una sociedad de Invap y Arsat. (Económicas Bariloche)